Las Juntas Generales de Gipuzkoa aprueban, por iniciativa de Elkarrekin Gipuzkoa, que las indemnizaciones derivadas del fondo de compensación para las victimas del amianto sean consideradas exentas en el IRPF

El grupo juntero considera que el tratamiento fiscal de las indemnizaciones a la víctimas de amianto debe ser el mismo que otro tipo de indemnizaciones recibidas de las Adminstraciones Públicas. El objetivo es garantizar la reparación a la víctimas de una enfermedad que contrajeron por su exposición a esta sustancia altamente peligrosa para la salud y la vida

Donostia, 7 de marzo de 2023.

Según ha informado la juntera de Elkarrekin Gipuzkoa, Arantza González, su iniciativa ha sido acordada con los grupos junteros PNV y PSE por lo que el pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa  ha aporbado dos puntos concretos: el primero, instar al Gobierno del Estado a aprobar, antes de que terminer la legislatura, el Reglamento  que determine las compensaciones derivadas del Fondo de Compensación para las víctimas del amianto. Y dos, que el Órgano de Coordinación Tributaria de Euskadi proponga  las modificaciones necesarias para considerar exentas fiscalmente las indemnizaciones citadas. Arantza González ha calificado de muy positivo para las víctimas el acuerdo alcanzado. Cabe destacar que  Gipuzkoa ocupa el segundo lugar del Estado, después de Bizkaia, con mayor número de víctimas por el amianto por cada 100.000 habitantes, siendo Beasain la segunda la localidad de todo el Estado con más personas afectadas.

González considera que las haciendas forales tienen competencias exclusivas para modificar la normativa del IRPF e incluir las cantidades que recibirán las víctimas derivadas de la Ley de creación del fondo de compensación.

Asimismo, la juntera de Elkarrekin Gipuzkoa ha manifestado que la aprobación de la Ley 21/2022, de 19 de octubre, de creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto fue el resultado de la larga lucha llevada a cabo por los colectivos de personas trabajadoras enfermas y sus familias, y sus representantes sindicales.

“Gracias a ese fondo se garantiza que cualquier persona pueda acceder a una indemnización en caso de enfermar a consecuencia de haber estado en contacto con el amianto en su trabajo,  bien directa o indirectamente”, ha añadido.

No obastante, “la citada Ley no ha determinado las cantidades que se puedan recibir del fondo de compensación como rentas exentas de tributar en el IRPF, como ya ocurre con las indemnizaciones que reciben las personas que se ven obligadas a acudir a los juzgados para que se reconozca su enfermedad laboral, o con otras indemnizaciones de las Administraciones Públicas”, según palabras de Arantza González.