Ezker Anitza-IU denuncia que la decisión el Gobierno vasco de reducir los trámites necesarios para construir nuevos parques eólicos “esconde en realidad un nuevo ataque a los espacios naturales en favor de los intereses económicos de las grandes empresas energéticas”

“PNV y PSE se esconden detrás de las energías limpias para dar una vuelta de tuerca más en la línea de la denominada ‘Ley Tapia’ que supone sacrificar los espacios naturales con un todo vale”, ha manifestado el responsable de Medio Ambiente, Xabier Pombo

 

29 de julio 2022

El responsable de Medio Ambiente de Ezker Anitza-IU, Xabier Pombo, ha denunciado que el Gobierno vasco, con su decisión de reducir los trámites necesarios para construir nuevos parques eólicos, esconde en realidad un nuevo ataque a los recursos naturales del País Vasco. “PNV y PSE están sacrificando, una vez más, los espacios naturales en favor de los intereses de las grandes empresas energéticas”.

Según ha recalcado Xabier Pombo, “no ha habido una decisión del Gobierno vasco en las últimas décadas que tenga que ver con la sostenibilidad de nuestro medio natural y del planeta. Para los partidos que lo componen, el territorio es sólo una caja registradora de la que obtener dividendos para empresas amigas”.

Pombo ha incidido también en que el problema no se encuentra en los dos años de gestión que requieren los permisos para la instalación de parques eólicos, sino “en la nefasta gestión energética del Gobierno vasco en las últimas décadas, que lejos de prever las necesidades energéticas de Euskadi, siempre ha optado por defender y proteger los intereses de las empresas”. Como ejemplo, Pombo ha mencionado la defensa del fracking en Araba, que “tenía que ver más con intereses empresariales que con una sólida gestión de los recursos energéticos”.

Según el responsable de medio ambiente de Ezker Anitza-IU esta decisión es “otra ilegalidad más de la privación de los derechos que tienen la ciudadanía sobre el control de lo que se instala en sus territorios. Una vuelta de tuerca más en la línea de la denominada ‘Ley Tapia’ que supone sacrificar los espacios naturales con un todo vale”.

Empresa pública

Ezker Anitza-IU defiende la imperiosa necesidad de impulsar las energías limpias, pero éstas deben ir ligadas a las necesidades reales de cada territorio, y no a los intereses especulativos de las empresas. Por ello, el responsable de Medio Ambiente insiste en la necesidad de “contar con una empresa pública que planifique cuánto debemos reducir, y cuánto y dónde debemos generar sin sacrificar espacios naturales para producir energía ya que son necesarios para mantener la biodiversidad de nuestros territorios”.

Empezar por reducir el consumo

Para la formación de izquierdas, la alternativa energética que necesita Euskadi debe empezar por plantear medidas de reducción del consumo, tal y como indican las expertas y los expertos. En segundo lugar, Xabier Pombo ha señalado que “Euskadi tiene mucha superficie ya construida que se puede utilizar para instalar paneles solares, fotovoltaicos u otros, que redunden en una autosuficiencia energética para las comunidades de vecinos y vecinas, las empresas y las instituciones que los instalen”.

En este sentido, Xabier Pombo ha añadido que “el Gobierno vasco en lugar de centrarse en la promoción de una empresa pública que colabore en la instalación y gestión de estas comunidades opta, lamentablemente, por modelos en los que las comunidades de vecinos y vecinas se ponen a disposición de empresas privadas, protegiendo, una vez más, el Gobierno vasco los intereses del oligopolio energético en lugar de proteger los de la ciudadanía en general”.