Elkarrekin Podemos IU reclama que Klima Araba 2050 incluya una estrategia para la biodiversidad

Ante la falta de respuestas que presenta el documento Elkarrekin-Podemos-IU, propone una estrategia que priorice la justicia climática y el decrecimiento sostenible

El grupo ha presentado una propuesta compuesta por 77 actuaciones y 17 indicadores, basadas en las convicciones de la coalición y en algunos documentos como la Ley de Sostenibilidad Energética del País Vasco, la Estrategia de biodiversidad de la UE 2030, o las propuestas de la Asamblea Ciudadana para el Clima

 

Vitoria-Gasetiz, 14 de julio de 2022

El grupo juntero Elkarrekin Podemos -IU ha señalado las deficiencias del documento Estrategia Klima Araba 2050, así como la ausencia para plantear soluciones parciales, sectoriales, economicistas, y el error de no cuestionar el verdadero problema, que es el sistema capitalista globalizado, depredador y multiplicador de injusticias socioambientales, limitándose a recoger actuaciones que ya aparecen en marcos legales de obligado cumplimiento, como la Ley de Sostenibilidad Energética.

«Tal y como preveíamos, viniendo de un grupo político que considera al gas y a las nucleares como energías verdes, el documento resulta demasiado optimista respecto al cambio climático, y totalmente insuficiente respecto a las metas y acciones propuestas« ha afirmado el portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, David Rodríguez.

Ante las carencias del documento, el grupo juntero ha presentado esta mañana en rueda de prensa una estrategia centrada en la justicia climática y en el decrecimiento sostenible encaminada a reducir el deterioro de los recursos naturales y ecosistemas. «Sólo así podrá garantizarse, entre otros, la efectividad en la lucha contra el cambio climático y en la conservación de la biodiversidad. En este sentido es fundamental conocer la huella ecológica de Álava para poder actuar«, ha declarado el procurador  de la coalición José Damián García- Moreno.

Elkarrekin-Podemos-IU ante la crisis social y ambiental global, la herramienta principal es la construcción de resiliencia local. Comunidades fuertes y cohesionadas capaces de generar su propia energía y abastecerse de agua y alimentos. Comunidades no aisladas sino interconectadas, con un fuerte componente de autoabastecimiento local. Para conseguirlo, la soberanía alimentaria y la energética deberían ir de la mano. El respeto al suelo cultivable y, a la vez, la búsqueda de espacios para suministrar la energía necesaria para las necesidades vitales de la comunidad, esta debería de ser la base de cualquier estrategia frente a la crisis climática.

También, el grupo juntero ha querido resaltar el malestar que ha supuesto el documento, ya que además de sus carencias, el debate que supone el documento es de suma relevancia para los próximos 30 años del THA, y reclaman la falta de tiempo con la que se ha abordado esta cuestión tan estructural para el futuro de Araba. “La Estrategia KLIMA ARABA 2050 sostiene el futuro climático de nuestro territorio y se ha debatido en apenas dos semanas, deprisa y corriendo, esto nos preocupa bastante, creemos que esta estrategia climática necesita mucha más reflexión, y sobre todo priorizar la defensa de la biodiversidad y el futuro de nuestro territorio, por ello hemos elaborado esta propuesta que permite completar y mejorar de manera notable el documento actual”, ha concluido el portavoz del grupo de la coalición, David Rodríguez.

Con todo ello, Elkarrekin-Podemos-IU ha realizado una destacada labor propositiva con el fin de mejorar, completar y enriquecer el documento presentado. Por ello, ha elaborado una propuesta compuesta por 77 actuaciones y 17 indicadores, basadas en las convicciones de la coalición y en algunos documentos como la Ley de Sostenibilidad Energética del País Vasco, la Estrategia de biodiversidad de la UE 2030, o las propuestas de la Asamblea Ciudadana para el Clima.

Entre estas propuestas se destacan:

  • Añadir la Meta 0. Identificar y analizar las interacciones sistémicas entre el crecimiento económico, la injusticia ambiental, la justicia climática y la crisis global climática y de biodiversidad.

Y además una batería de acciones entre las cuales se destacan las siguientes:

  1. Creación de la Asamblea Ciudadana para Clima en Álava
  2. Aplicar el principio de precaución en el despliegue de las energías renovables en el THA. Hasta que se apruebe el PTS, seguir la ordenación que determina el avance del PTS de energías renovables, como base para la implantación de las mismas en el territorio.
  3. Bono de transporte mensual que incluye todo el transporte público de Araba: AlavaBus, Transporte Comarcal, Tuvisa y Tranvía de Vitoria.
  4. Plan de gestión Integral de insectos polinizadores en Álava
  5. Realización de un plan para conseguir que, en el año 2030, al menos el 20% de la superficie agrícola alavesa se encuentre bajo características de paisaje de alta diversidad
  6. Realización de un plan para conseguir que, en el año 2030, al menos el 35% de la superficie agrícola alavesa se encuentre bajo gestión de agricultura ecológica y se incremente la agricultura y ganadería regenerativa
  7. Plan de restauración de ríos en Álava. Conseguir restaurar 100 kilómetros de ríos para el año 2030.
  8. Reducción del 50% en el número de especies alavesas incluidas en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas y en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial.
  9. Plan foral para propiciar y educar en un cambio en los hábitos de consumo y en la dieta humana.
  10. Cálculo de la huella ecológica del THA
  11. Sensibilizar a la ciudadanía sobre el concepto de decrecimiento