Elkarrekin Podemos IU plantea al lehendakari una bateria de medidas para paliar los efectos económicos de la crisis por la invasión de Ucrania

 

Vitoria-Gasteiz, 5 de abril de 2022

Elkarrekin Podemos Izquierda Unida ha acudido a la roda de contactos iniciada por el  lehendakari, Iñigo Urkullu, con un documento con propuestas para hacer frente a la crisis por la invasión de Ucrania. Un texto que el lehendakari se ha comprometido a estudiar.

Elkarrekin Podemos Izquierda Unida ha explicado que “debemos avanzar hacia la soberanía energética, para desconectarnos de la dependencia de terceros y del oligopolio energético, y fortalecer nuestro sector primario”. Para ello, ha propuesto varios acuerdos de país, tanto de nivel estructural como coyunturales.

A nivel estructural, ha planteado un cambio de modelo que redunde en el establecimiento de una economía saneada, ecológica y capaz de garantizar certezas sobre el futuro de Euskadi. “Para ello, proponemos un pacto para la soberanía energética y el abaratamiento de los precios de la luz y un pacto para el fortalecimiento del sector primario”.

También se ha propuesto la creación de una empresa pública de energía renovable para  avanza en la soberanía energética y a llegar a medidas para comercializar la energía con contratos bilaterales entorno a los 35€/MWh para reducir los costes eléctricos a industria, pymes y hogares. Otra de las medidas propuestas ha sido un pacto de precios con las empresas energéticas con sede social en Euskadi para establecer unos precios de 50€/MWh para la luz, precios del gas de 30€ Mw/h y combustibles a precios medios de 2020.

Entre las medidas dirigidas al fortalecimiento del sector primario figura implantar de manera urgente la Ley de Cadena Alimentaria en Euskadi para garantizar precios justos a todos los operadores alimentarios del sector primario, de la logística y de la distribución hasta el consumidor final.

Son medidas contundentes “para proteger a la ciudadanía, a los hogares más vulnerables, pero también a todas aquellas personas que han apostado por seguir produciendo y creando riqueza en Euskadi”.

En el pacto de rentas, pedimos al Gobierno vasco, en el marco de la mesa de diálogo social, los mecanismos necesarios para el mantenimiento del empleo y el poder adquisitivo de la clase trabajadora. También han propuesto transformar el Instituto Vasco de Finanzas en una Banca Pública que permita el desarrollo económico en base al interés social.

Para protejer a las personas más vulnerables, es preciso desarrollar un pacto social en el que se incluyan medidas tales como ampliar el parque de vivienda pública de alquiler soocial o crear un complemento de 250 euros mensuales a las pensiones de menos de 1.000. Además de una reforma de la RGI que permita la ampliación de la cobertura actual.

Tanto estas como el resto de medidas que hoy ha presentado a Urkullu serán defendidas por la coalición en el pleno monográfico de este viernes en el Parlamento Vasco.