Ezker Anitza-IU propone “salvar” el popular gasolino ampliando su radio de acción a toda la ría como una línea de transporte público fluvial que conecte ambas márgenes

La formación de izquierdas llevará su iniciativa al Parlamento vasco, a las Juntas Generales de Bizkaia y a los ayuntamientos para defender la pervivencia del actual gasolino como medio de transporte y reclamo turístico siguiendo el modelo de transporte fluvial metropolitano implantado en Burdeos

La propuesta incluye la ampliación de la flota con nuevas embarcaciones alimentadas por energía solar y la integración del servicio en el sistema Barik

 

Bilbao, 28 de marzo 2022

Ezker Anitza-IU ha presentado  en Barakaldo una iniciativa para “salvar” el popular gasolino ampliando su radio de acción a toda la ría como una línea de transporte público fluvial que conecte ambas márgenes.

“Voces expertas están reclamando el mantenimiento de la navegabilidad de la ría por lo que consideramos que es momento de trabajar desde las instituciones para buscar una salida a un servicio que forma parte de nuestro patrimonio histórico e industrial”, ha manifestado el coordinador de Ezker Anitza-IU Bizkaia y juntero de esta formación, Israel Escalante.

La formación e izquierdas llevará su iniciativa al Parlamento vasco, a las Juntas Generales de Bizkaia y a los ayuntamientos para defender la pervivencia del actual gasolino mediante su conversión en un servicio de trasporte regular que ofrezca una conexión fluvial entre ambas márgenes a lo largo de toda la ría, y que además sirva de reclamo turístico “siguiendo el modelo de barco fluvial implantado en el área metropolitana de Burdeos, ciudad hermanada con Bilbao”, ha explicado Escalante.

Para ello, proponen ampliar la flota con nuevas embarcaciones alimentadas por energía solar, así como la integración del servicio en el sistema Barik para favorecer su correspondencia con otras líneas de transporte como Cercanías Renfe y Metro Bilbao. “De esta manera, la población de la Ribera de Deusto estaría en unos minutos en la estación de tren de Zorroza o una viajera de Lutxana podría montar en el metro hacia Getxo sin tener que ir hasta San Ignacio, por ejemplo.  Además, Escalante ha añadido que “se trata de reutilizar el gasolino y los distintos embarcaderos que aún quedan en píe en la ría en una actividad de trasporte sostenible y en un foco de atracción turística para la comarca del Gran Bilbao”.

En este sentido, Ezker Anitza-IU solicitará al Gobierno vasco y a las Juntas de Bizkaia a que estudien la posibilidad de que se utilice una de las naves que ha sido reclamada como Bien de Interés Cultural en los terrenos de La Naval de Sestao como almacén y taller de reparación de las embarcaciones que integren el futuro servicio.

“Si no se le atribuyen nuevas funciones al gasolino la inyección institucional de subvenciones en su promoción turística solo servirán para posponer su cierre. Hay que tener en cuenta, además, que la futura construcción del puente peatonal que unirá Barakaldo y Sestao anunciada recientemente por La Diputación Foral de Bizkaia daría al traste con la actual funcionalidad del servicio por lo que urge trabajar en su readaptación”, ha concluido Israel Escalante.