Ezker Anitza-IU Bizkaia se reúne con el Obispado para abordar el tema de las inmatriculaciones

Han solicitado al Obispado que facilite la relación de bienes inmatriculados por la iglesia en este territorio desde 1946

 

Bilbao, 12 de marzo 2022

Después de tres meses esperando explicaciones sobre la inmatriculación y venta de una ermita en Sopuerta, representantes de Ezker Anitza-IU Bizkaia han mantenido una reunión con el Obispado de Bizkaia para abordar el tema de los bienes inmatriculados por la iglesia en este territorio.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en la sede del Obispado sita en el barrio bilbaíno de Begoña, la formación de izquierdas ha solicitado a la iglesia que faciliten la relación de bienes inmatriculados en Bizkaia desde 1946 –a partir de esta fecha una prerrogativa franquista permitió a la iglesia inmatricular los bienes sin más justificación que un auto certificado expedido a sí misma– para completar los listados aportados por el Parlamento Vasco y el Gobierno central. “Creemos que debe ser la propia iglesia católica quien en un ejercicio de transparencia aporte los datos para conocer toda la verdad sobre las inmatriculaciones que se han realizado en Bizkaia”, ha manifestado el coordinador territorial de Bizkaia y concejal en el Ayuntamiento de Bilbao, Xabier Jiménez.

Explicaciones sobre la ermita de Sopuerta

Asimismo, los representantes de la formación de izquierdas aprovecharon la ocasión para pedir explicaciones sobre el caso de inmatriculación “indebida” de una ermita situada en el barrio de Las Barrietas de Sopuerta, denunciado en septiembre de 2021 por el secretario de organización de Ezker Anitza-IU Bizkaia y juntero en las Juntas Generales de Bizkaia, Israel Escalante. Dicha ermita fue vendida por el Obispado y rehabilitada posteriormente por un estudio de arquitectura, que la ha reconvertido en una vivienda de lujo privada cuyo valor en el mercado es de 1,6 millones de euros.  “Estamos ante un claro ejemplo de pelotazo urbanístico con un bien inmatriculado por la iglesia, y mucho nos tememos que no será el único”, añade Escalante.

En este sentido, Israel Escalante ha lamentado que el Obispado “no nos facilitara ninguna información ni documentación que verifique que la inmatriculación de Sopuerta se hiciera de forma legítima”.