Ezker Anitza-IU condena el ataque a Ucrania y aboga por una solución diplomática

 

Bilbao, 24 de febrero 2022

Ezker Anitza-IU condenamos el ataque lanzado por el Gobierno de Rusia contra Ucrania, que sucede tras la escalada de tensiones entre la OTAN y Rusia de las últimas semanas y el reconocimiento unilateral de la independencia de Donetsk y Lugansk.

Rechazamos el uso de la fuerza militar rusa contra un estado soberano, al igual que previamente rechazamos el despliegue de fuerzas de la OTAN en los países fronterizos con Rusia. Hacemos por tanto un llamamiento a los diferentes actores a abandonar la vía militar y defender el derecho internacional y la diplomacia como la única vía para la resolución de conflictos, y un llamamiento al Gobierno de España a no contribuir directa ni indirectamente a alimentar este conflicto.

Consideramos que es imprescindible un retorno a los Acuerdos de Minsk, firmados por Ucrania, Rusia, y representantes de Donetsk y Lugansk en 2014 para poner fin al conflicto y lograr una desescalada. Una nueva guerra en el continente europeo nos demuestra que la OTAN es un factor de desestabilización, y por ello es más urgente que nunca su disolución y una apuesta por una política de seguridad propia y autónoma, que realmente tenga en cuenta los intereses geoestratégicos propios de Europa. Sería un error entrar en una nueva espiral de sanciones y medidas coercitivas unilaterales como la vivida hace siete años entre la Unión Europea y Rusia, que tuvo un fuerte impacto económico para ambas partes.

Nos preocupan también las consecuencias en materia energía para la Unión Europea ante la falta de una política que apuesta por la soberanía energética y la firma de acuerdos con Estados Unidos para vender su gas en Europa pese a que es más costoso y tiene un mayor impacto climático.

La solución a este conflicto pasa necesariamente por una Ucrania neutral en una región desmilitarizada, solucionando los diferentes conflictos existentes mediante el diálogo. Por ello, desde Ezker Anitza.IU hacemos un llamamiento a la movilización por la paz y a que, frente a los ataques militares y las medidas unilaterales, se mantengan abiertos todos los canales diplomáticos para lograr una solución pacífica.