Elkarrekin Podemos IU registra una Proposición de Ley de Salud Mental para garantizar una atención sanitaria universal y de calidad en Euskadi

El texto propone incrementar el número de profesionales de la salud mental, establece una mayor prevención en el ámbito sanitario, educativo y social, preserva los derechos de los y las pacientes e implementa políticas encaminadas a erradicar la estigmatización

«Ahora es el momento de que la salud mental reciba la misma atención sanitaria y consideración social que tienen otras enfermedades graves», ha señalado el parlamentario Jon Hernández

 

Vitoria-Gasteiz, 19-01-2022

El grupo parlamentario Elkarrekin Podemos IU ha registrado en la Cámara vasca una Proposiciónn de Ley (PL) para regular una atención sanitaria de calidad en este ámbito.

Para ello, la Proposición de Ley garantiza el acceso universal a los servicios de salud, preserva los derechos de los y las pacientes, establece una mayor prevención en el ámbito sanitario, educativo y social, incrementa el número de profesionales de la salud mental, fomenta medidas para acabar con los retrasos en la atención y disponer de servicios eficientes e implementa políticas encaminada a erradicar la estigmatización.

“Ahora es el momento de que la salud mental reciba la misma atención sanitaria y consideración social que tienen otras enfermedades graves”, ha afirmado Jon Hernández. El parlamentario de Ezker Anitza-Iu dentro del grupo Elkarrekin Podemos IU ha alertado de que la pandemia ha agudizado los problemas de salud mental, saturando las unidades de psiquiatría de los hospitales vascos y disparando las consultas por cuadros de depresión, ansiedad o trastornos de comportamiento. Ante esta realidad, ha subrayado Hernández, “es la sanidad pública la que debe atajar el problema de la salud mental con una legislación que prevenga, cure, ponga todos los recursos humanos y materiales necesarios para una atención sanitaria de calidad, evite la exclusión social y acabe con el estigma”.

Así, entre las medidas, la Proposición de Ley de Elkarrekin Podemos IU incrementa el número de profesionales de salud mental, garantizando una ratio mínima de 18 psiquiatras, 20 psicólogas y psicólogos clínicos y 23 profesionales de enfermería en salud mental por cada 100.00 habitantes, de acuerdo a los estándares de los países desarrollados, en un plazo máximo de cuatro años.

Asimismo, se instaura la figura del Psicólogo clínico en atención primaria en aras a dispensar una atención integral sanitaria que priorice la prevención y la promoción de salud desde la puerta de entrada al sistema sanitario de las personas afectadas por problemas de salud mental, evitando así la cronificación de problemas. Se establece al respecto un ratio mínimo de dos psicólogos por cada 10.000 habitantes también en un periodo de cuatro años. Del mismo modo, la Proposición de Ley garantiza un psicólogo educativo por cada 250 alumnos dentro de las actuaciones previstas en el ámbito educativo, sobre la base de que la prevención y la promoción de la salud mental deben iniciarse desde el ámbito escolar.

Estas y otras medidas han sido desglosadas igualmente por el parlamentario Jon Hernández, que ha puesto en valor que la PL vela por el derecho a la autonomía del paciente y sus necesidades mediante una atención sanitaria y social integral y humanitaria, garantiza el acceso de los y las más jóvenes a una atención pública especializada (se establece un artículo específico dedicado a la infancia y a la adolescencia) y apuesta de forma decidida por la prevención mediante la implementación de programas  primaria en diferentes ámbitos, incluido los servicios sociales.

Además, en materia laboral, ha resaltado que la Proposición de Ley fomenta dentro de la empresa el cuidado de la salud mental de la plantilla a través de la formación sobre depresión, estrés o ansiedad, al mismo tiempo que contempla la puesta en marcha de planes de empleo y planes formativos a personas con trastorno mental grave para favorecer la inclusión social. En este sentido, Elkarrekin Podemos IU establece que por ley se reserve el 5% del parque de vivienda pública para el fomento de la vida independiente de las personas con problemas de salud mental.

Esta ley autonómica, que consta un título preliminar, tres títulos, 52 artículos y tres disposiciones transitorias, recoge igualmente la implementación de un protocolo de prevención del suicidio que recoja y actualice las estrategias necesarias, y la creación de la figura de la Defensoría de la persona con problemas de salud mental para velar por los derechos humanos de quienes los sufren, entre otras actuaciones. Asimismo, en relación a la violencia de género, la ley establece que sin perjuicio del protocolo común para la actuación sanitaria ante estos casos, las diferente estructuras de atención a la salud mental garantizaran estos derechos y fomentarán su pleno ejercicio ofreciendo asesoramiento y protección específica contra la violencia machista.

Para cubrir las necesidades de atención a la salud mental de la ciudadanía que reside en Euskadi, y atendiendo a que la finalidad es abordar la salud mental de manera transversal con políticas en el ámbito de la salud, la educación, los servicios sociales o el empleo (implican al menos a cuatro consejerías diferentes), la Proposición de Ley fija un presupuesto mínimo para atender a la salud mental del 1% del PIB de Euskadi durante el primer año de legislatura. Este porcentaje será revisable a medida que se vaya avanzando en las evaluaciones de estas medidas para la siguiente legislatura. “Los poderes públicos tienen que actuar para garantizar que la población pueda desarrollar una vida plena y feliz”, ha advertido Hernández.