Elkarrekin Gipuzkoa censura el cambio de criterio de PNV y PSE ante la implantación de la tasa turística

Los partidos que sustentan el Gobierno foral rechazan en el pleno de las Juntas la iniciativa de la coalición para establecer este impuesto tras aprobar en 2019 una resolución que establecía un plazo de un año para elaborar una proposición para ello Arantza González denuncia que PNV y PSE no defiendan el informe de la ponencia sobre turismo en Gipuzkoa de 2018, que consideró necesario que los municipios que lo consideraran oportuno pudieran aplicar una tasa a las pernoctaciones
Donostia, 12 de enero de 2022

Elkarrekin Podemos IU de Gipuzkoa ha denunciado que los partidos que sustentan el Gobierno foral, PNV y PSE, hayan cambiado de postura en relación al establecimiento de una tasa turística en el territorio al defender ahora que sea el Órgano de Coordinación Tributaria el que debata sobre la oportunidad de implantar este impuesto.

PNV y PSE han rechazado en el pleno de este miércoles la propuesta de resolución de la coalición sobre la aprobación de un proyecto de norma foral para el establecimiento de un impuesto a las pernoctaciones en alojamientos turísticos, y que reclamaba que se permita a los municipios que lo consideren oportuno establecer esta ‘tasa turística’.

La juntera Arantza González, impulsora de la iniciativa, ha criticado el cambio de criterio de los partidos que conforman la Diputación. En noviembre de 2019, según ha recordado, se aprobó por unanimidad una resolución que establecía un plazo de un año para elaborar una propuesta para su debate y aprobación en las Juntas Generales.

Esta propuesta se aprobó al hilo del informe de la ponencia sobre turismo en Gipuzkoa aprobado en 2018, que establecía que los municipios que lo consideraran oportuno (en especial los que mayor carga turística soportan), pudieran contar con la posibilidad de aplicar una tasa a las pernoctaciones turísticas, con el objetivo de contribuir a financiar los costes de la huella medioambiental del turista, en particular, el uso de los servicios públicos, así como los costes relacionados con el mantenimiento del patrimonio cultural, del paisaje y de singularidad del modelo turístico.

Además, el informe establecía que la tasa o impuesto fuera proporcional a la categoría del alojamiento, o menor en función de la temporada o del número de días de permanencia. También reflejaba la necesidad de evitar el fraude fiscal y laboral en el sector, para evitar la competencia desleal y repartir la riqueza que este sector crea.

Pese a ello, González ha denunciado que PNV y PSE han decidido renunciar a que los municipios que lo consideren oportuno puedan contar con una fuentes de ingresos más para atender al aumento de los servicios originados por el turismo al reclamar en una enmienda que sea el Órgano de Coordinación Tributaria quien debata sobre la oportunidad de establecer este impuesto.

La juntera de la coalición ha denunciado que se pretenda hurtar el debate a las Juntas Generales, que es la institución competente para aprobar la fiscalidad, y lo deriven al Órgano de Coordinación Tributaria, en el que sólo está representado el PNV a través de los diputados generales y el Gobierno vasco, y cuya función es exclusivamente la coordinación tributaria.

“No se trata de que el OCT decida si es o no oportuno establecer ese impuesto, sino de que elabore ya una propuesta para su debate y aprobación por las Juntas Generales. PNV y PSE han decidido que no sean las Juntas Generales las que debatan y decidan esa oportunidad. Es decir, que no sea la institución en la que está representada la voluntad popular, y la que tiene la competencia, la que haga ese debate, sino que sea un órgano creado para la coordinación de la fiscalidad de los tres territorios, no para su debate y aprobación”, ha censurado.

En esta línea, ha reprochado a PNV y PSE su actual postura cuando “en 2019 les parecía un plazo razonable establecer este impuesto”. “Es una cuestión de voluntad política crear ya este impuesto, no se trata de problemas jurídicos ni de nada parecido, porque si en Cataluña o Baleares lo han establecido aquí también se puede. Es incomprensible que no se aprovechen las importantes competencias fiscales que tenemos para crear esta figura fiscal, de manera que los municipios que así lo consideren puedan aplicar una tasa a las pernoctaciones turísticas.
El COVID19 ha tenido un impacto en el sector turístico, pero, como ha expuesto González, los datos facilitados por el propio consejero de Turismo en relación a la campaña del verano de 2021, ya demuestran su recuperación. De hecho, según las declaraciones de Javier Hurtado, habían superado las previsiones, ya que se incrementaban los niveles “de entradas, pernoctaciones y tarifas medias de agosto de 2019”.

“Todo ello, demuestra que es oportuno diseñar ese impuesto”, ha añadido González en respuesta a la decisión de PNV y PSE de “dar por cerrado este debate”, tal y como han manifestado a través de los medios de comunicación.

“Tendrán que explicar a la ciudadanía por qué motivo lo dan por cerrado. Por qué lo que han defendido en la ponencia de 2018 y en la resolución de 2019, no se va a aplicar, dando la espalda tanto a estas Juntas Generales, como a algunas localidades que lo estaban demandando pero no lo pueden aplicar porque no cuentan con la normativa necesaria”, ha finalizado.