Elkarrekin Podemos IU arranca el compromiso del Departamento de Planificación Territorial y Vivienda de tener lista para septiembre de 2022 la normativa para regular y congelar el precio del alquiler privado en Euskadi

El avance que logra la coalición con las aportaciones realizadas al Plan Territorial de Vivienda presentado hoy en el Parlamento es “positivo para garantizar, entre otros, el derecho subjetivo a la vivienda o la mejora del programa Bizigune para poder movilizar la vivienda vacía” ha señalado el parlamentario, Íñigo Martínez Zatón

 

Gasteiz, 15 de diciembre de 2021

El Consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, ha presentado en el Parlamento Vasco el Plan Director de Vivienda 2021-2023, y Elkarrekin Podemos IU ha conseguido arrancarle el compromiso de tener lista en los próximos nueve meses toda la normativa y estadísticas de “las zonas tensionadas” para poder regular en Euskadi el precio del alquiler privado. Es una las 38 aportaciones realizadas al Plan Director de Vivienda con las que la coalición ha vuelto a insistir en que “hace falta más presupuesto para desarrollar la Ley de Vivienda, tanto el derecho subjetivo a la vivienda como la movilización de los pisos vacíos, y la concesión de ayudas a la rehabilitación de viviendas para hacerlas más sostenible con criterios de renta”, ha explicado el parlamentario de Elkarrekin Podemos IU, Íñigo Martínez Zatón.

Según ha declarado Martínez Zatón, el avance que se logra con estas aportaciones es “positivo para garantizar el derecho subjetivo a la vivienda y mejorar programa Bizigune para volver a poner en el mercado del alquiler protegido los pisos desocupados”.

No obstante, el parlamentario de Elkarrekin Podemos IU ha lamentado que el Gobierno vasco “renuncie a la empresa de energía pública para el parque de vivienda público y a la creación de una oficina de intermediación en materia de desahucios para proteger a las personas vulnerables”.

Por último, Elkarrekin Podemos IU ha recordado que El Plan Director marcará al Gobierno vasco las directrices para desarrollar las políticas de vivienda durante los dos próximos años. Asimismo, le insta a cumplir el Decreto de vivienda desocupada aprobado en junio de 2021 y que permitirá dar uso a las más de 15.000 pisos vacíos que se estima hay en Euskadi.