EZKER ANITZA-IU CONSIDERA QUE LA FALTA DE ACUERDO EN LOS PRESUPUESTOS SE DEBE A LA NULA VOLUNTAD DE CAMBIO SOCIAL Y ECONOMICO DEL GOBIERNO VASCO.

Bilbao -18 Enero 2021

Ezker Anitza-IU ha participado en las negociaciones de los Presupuestos del Gobierno Vasco a través de su portavoz en el Grupo Elkarrekin Podemos-IU, el parlamentario Jon Hernández quien ha podido constatar que el Gobierno Urkullu no tiene ninguna voluntad de dar un giro social a los presupuestos 2021 en un momento difícil por la crisis sanitaria, económica y social provocado por la COVID19 que demanda un cambio radical en las políticas públicas.
Elkarrekin Podemos-IU ha presentado, a lo largo de las tres reuniones celebradas con el Gobierno, propuestas realistas y posibles de ejecutar durante el próximo año para garantizar la igualdad y la cohesión social así como disminuir las diferencias socioeconómicas en Euskadi y garantizar la vida digna a los sectores más vulnerables y la clase trabajadora de nuestro país.
El Gobierno Vasco ha excluido cualquier mejora en políticas sociales y en igualdad, y ha rebajado sustancialmente el resto de propuestas económicas de la coalición en materia de sanidad pública, empleo, medio ambiente, vivienda o educación, entre otras.
La propuesta de la coalición no se limita a la mejora de partidas presupuestarias, sino que incluye medidas de calado político que han sido rechazadas en su totalidad por el ejecutivo vasco, tales como la puesta en marcha de una Banca pública, un Sistema público de cuidados, la creación de una empresa pública de energía, la reversión de los servicios públicos privatizados o externalizados en el ámbito de la sanidad y la limitación de los precios de los alquileres.
Igualmente la coalición ha incluido en la negociación una reforma fiscal para acabar con la desigualdad entre lo que pagan los beneficios del capital y lo que pagan las rentas de los trabajadores, así como un aumento del déficit para disponer de más recursos para políticas públicas. Ambas cuestiones también rechazadas totalmente por el Gobierno Vasco que ni siquiera se ha abierto a considerarlas.
Así, Ezker Anitza-IU constata, que la falta de acuerdo y la ruptura de las negociaciones demuestran la nula voluntad de cambio social y económico por parte del Gobierno Vasco. Para Ezker Anitza-IU, una vez más la ideología conservadora del PNV responde a los intereses de las élites económicas vascas, de los que más tienen y de las grandes empresas, manteniendo un modelo que supone un trasvase ingente de recursos públicos al sector privado a costa de los servcios públicos.