EZKER ANITZA-IU considera que si no se modifican las políticas actuales del Gobierno Vasco, pagarán las consecuencias de la crisis, de nuevo, la clase trabajadora.

Vitoria, 3 de Septiembre de 2020

Ezker Anitza-IU, tras conocer la propuesta de Gobierno que Urkullu a presentado en su intervención en el parlamento, ha considerado que si no se modifican las políticas actuales pagarán las consecuencias de la crisis, de nuevo, la clase trabajadora.

La Coordinadora General de la organización de izquierdas, Isabel Salud, que ha asistido a la investidura del Lehendakari en el Parlamento Vasco, ha señalado que vivimos un momento excepcional causado por la pandemia y acompañado de una crisis económica que requiere políticas de excepción dirigidas a proteger a la mayoría social vasca.

Sin embargo, el proyecto para el nuevo Gobierno presentado por Urkullu no servirá para evitar que la sociedad vasca siga retrocediendo en sus condiciones de vida y de futuro.  Un proyecto lleno de bellas palabras que recrean de nuevo el “oasis vasco”, pero que tiene muy poco que ver con la realidad y el día a día de las familias.  Es un Proyecto de Gobierno que no viene acompañado de presupuesto alguno que permita su desarrollo, al tiempo que no será posible gastar en asuntos sociales y vitales si no va acompañado de una reforma fiscal progresiva que recaude más para gastar más en servicios públicos de calidad y en protección social”, ha señalado Salud.

Por esta razón, Salud ha manifestado que “combatir la pandemia tiene que ir necesariamente unido a recomponer la economía, el empleo, los servicios públicos, el reparto de la riqueza y la protección social”.   Ya no podemos esperar más y mucho menos repetir lo ocurrido en la crisis del 2008, que la pagaron las rentas más bajas, mientras las rentas más altas salieron beneficiadas, profundizando con ello la brecha de la desigualdad social y de género en Euskadi.

Por otra parte, Jon Hernández, Diputado de Ezker Anitza-IU en el grupo Elkarrekin Podemos-IU, durante su intervención en el pleno ha ido desgranando las consecuencias económicas y sociales que está sufriendo la mayoría social trabajadora, fruto de determinadas decisiones y actitudes políticas del Gobierno PNV.

Por eso ha anunciado el rechazo de su Coalición Elkarrekin Podemos-IU  a  la candidatura de Urkullu por no compartir sus políticas: su modelo de externalizaciones de los servicios públicos, su modelo educativo que destina dinero público a subvencionar la enseñanza privada, su modelo fiscal porque la carga impositiva sigue recayendo sobre la clase trabajadora. En definitiva, por no compartir su modelo de país y las políticas del PNV, ha señalado.

Finalmente, Salud y Hernández han señalado que no renuncian a construir la alternativa desde la izquierda, con un programa común de mínimos en el Parlamento y con una sociedad civil organizada en defensa de una vida digna.