Ezker Anitza – IU reafirma su compromiso republicano ante la visita del monarca a Bilbo y Gasteiz.

Un fuerte dispositivo policial ha mantenido alejado a los manifestantes.

 

Ante la visita de Felipe de Borbón y Grecia este viernes al País Vasco, Ezker Anitza – Izquierda Unida hizo un llamamiento a movilizarse “de forma reivindicativa, cívica y pacífica” para mostrar el rechazo a la monarquía y a favor de un modelo Republicano. Así durante la visita al Museo Guggenheim, los partidarios de la República se han concentrado a varios cientos metros, merced a un fuerte dispositivo policial que ha mantenido cortadas varias calles para que los monarcas pudieran pasearse tranquilamente y saludar a las pocas decenas de adeptos a quienes se les ha permitido el paso.

Durante la concentración, los partidarios republicanos han gritado consignas como “No hay dos sin tres, República otra vez”, “Felipe acelera, que viene la tercera” o “Errepublika”. El Secretario General del PCE-EPK Jon Hernández ha manifestado que “la monarquía es uno de los pilares de la situación de desigualdad social, conflictos territoriales y crisis de régimen que vivimos actualmente, es un modelo que no responde a las necesidades de la ciudadanía y cuyas presuntas actuaciones contrarias a derecho deben ser investigadas por los tribunales”.

Por otro lado, la Coordinadora General de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, ha expresado que la visita de los reyes “es una buena ocasión para que Euskadi se exprese por el fin de la monarquía” y ha reivindicado “un proceso constituyente para alcanzar un modelo Republicano basado en la igualdad socioeconómica y los principios democráticos”. Salud ha recordado los casos de corrupción que vienen asolando a la Casa Real y a la institución monárquica y ha pedido que el rey emérito, Juan Carlos de Borbón, sea “investigado y procesado, atendiendo a que su inviolabilidad como Jefe de Estado solo alcanzaba a actos oficiales, entre los cuales no se encuentran las actividades contrarias a la ley, así como considerando que su actual aforamiento personal no puede suponer inmunidad, ni impunidad”.

Ya por la tarde, en Gasteiz, la visita de los reyes a la Fundación San Prudencio no ha sido tan placentera para sus oídos. Antes de su llegada, varias decenas de partidarios de la República han sido apartados varios centenares de metros para evitar que el rey viera y escuchara a sus detractores. Sin embargo, no todos los republicanos han podido ser localizados, por lo que no han podido evitar que, a apenas unos metros, cuando el rey se disponía a saludar a sus seguidores, se viera una nueva bandera republicana al grito de “Viva la República”. La Ertzaintza finalmente ha identificado a las últimas personas infiltradas, que se han unido a los compañeros que estaban al otro lado del cordón policial, cantando y repitiendo las consignas de la mañana.