Elkarrekin Podemos-IU trabajará en una ley del juego que ponga la salud de las personas en el centro.

Mikel Arana ha desgranado las medidas que desde el Ministerio de Consumo se van a llevar a cabo para conseguir el descenso del consumo del juego de azar y su conversión en alternativa de ocio para las generaciones más jóvenes.

Elkarrekin Podemos-IU ha anunciado que trabajará en una ley del juego que ponga la salud de las personas en el centro. Esa ley, según han explicado Iñigo Martínez e Isabel González, candidatos de la coalición progresista al   Parlamento Vasco, “va a pensar en la promoción de la salud de nuestros jóvenes por delante del interés de unos pocos, porque esto significa cuidar, poner la vida en el centro y no el mercado”.

En un acto celebrado en la sede de Ezker Anitza-IU en Bilbao, Martínez y González han recordado que en la pasada legislatura consiguieron que el Gobierno Vasco cambiara de postura y se planteara la no apertura de más casas de apuestas y salones de juegos en Euskadi. “Una moratoria que supo a victoria, pero que no puede quedarse solo en un aplazamiento”.

“Tratemos de construir esta nueva normalidad desde miradas que incluyan a los y las jóvenes en las políticas públicas que hagamos, protegiendo sus necesidades, construyendo con ellos y ellas condiciones para un futuro digno y poniéndole límite a las casas de juego sobre su salud y sus derechos” ha declarado González.

Por su parte, Mikel Arana, director general de Ordenación del Juego, ha defendido que el descenso del consumo del juego de azar y su conversión en alternativa de ocio para las generaciones más jóvenes es “un objetivo que debemos perseguir tanto desde las comunidades autónomas como desde el Estado”.

Arana ha señalado que, en Euskadi, entre tragaperras y máquinas de apuestas en bares, “tenemos más de 9.000 máquinas sin ningún control, donde cualquier menor de edad puede empezar a jugar”.

Así, Arana ha centrado su discurso en aquello que desde el Ministerio de Consumo están trabajando, por ejemplo, el Real Decreto de comunicaciones comerciales de las   actividades de juego que, “si todo avanza según lo previsto”, será aprobado en otoño. “Un Real Decreto pionero a   nivel mundial, ya   que además de abordar la publicidad en soportes físicos o audiovisuales, entra a regular la publicidad en la sociedad de la información, de tal manera que hasta limita los resultados en las búsquedas de Google si no se emplean determinadas palabra clave”, ha explicado. Todo ello, ha comentado Arana, tiene un objetivo claro: “que, salvo excepciones puntuales a las que nos obliga nuestra propia ley de regulación del juego o el ordenamiento jurídico vigente en materia audiovisual, quien no quiera ver o escuchar publicidad de juego no tendrá que hacerlo”.