Xabi Jiménez, concejal de Ezker Anitza-IU en Bilbao propondrá la puesta en marcha de un Plan de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal.

  • La coalición pedirá la puesta en marcha de un plan interdisciplinar, interinstitucional e interdepartamental con el objetivo de minimizar tanto el montante económico como el número de contribuyentes que incurren en fraude fiscal.

 

  • El edil Xabier Jiménez recuerda que la economía sumergida se sitúa en Euskadi entre el 17 y el 17,4 % del PIB, y supone una merma para las arcas públicas de 2.320 millones anuales.

Elkarrekin Bilbao, grupo municipal formado por Podemos Euskadi, Ezker Anitza-IU y EQUO Berdeak, presentará en el próximo pleno una proposición para la puesta en marcha de un Plan Municipal de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal.

Para el concejal Xabier Jiménez, “la importante merma en los ingresos que tendrá que soportar este ayuntamiento derivada de la crisis económica generada por el coronavirus puede ser replicada mediante la aplicación de recortes-que parece ser que es lo que plantea el equipo de gobierno PNV-PSE o mediante el aumento de los ingresos, que es lo que planteamos desde la izquierda, con el fin de sostener la financiación de los servicios públicos en un momento en el que las vecinas y vecinos los necesitan más que nunca”. En ese sentido, “una forma de aumentar esos ingresos es minimizando el número de contribuyentes y montante que incurren en el fraude fiscal. Dicho de otra manera, haciendo cumplir nuestras normas tributarias”

Por todo ello, para el edil es “imprescindible aumentar la eficiencia y eficacia de nuestro sistema recaudatorio, con el objetivo de mejorar el control, evitar el fraude y aumentar los ingresos también en aquellos tributos de carácter municipal”.

Xabi Jiménez ha recordado que según un estudio de la UPV-EHU, la economía sumergida se sitúa en Euskadi entre el 17 y el 17,4 % del PIB, y supone una merma para las arcas públicas de 2.320 millones anuales. Un fraude que “también se da en los tributos que a este ayuntamiento atañen y que podría suponer un balón de oxígeno importante para nuestras cuentas”.

En ese sentido, el concejal ha recordado que “hay infinidad de municipios que ya han puesto en marcha su plan, elaborado de forma transversal, con un diagnóstico claro, objetivos y cronogramas, y las evaluaciones han sido en todos casos positivas. Ciudades como Barcelona han visto aumentada fruto de esta actuación su recaudación en 56,6 millones en el periodo 2016-18 o Madrid, que recabó en 2016 más de 130 millones del fraude fiscal, 4 millones más que en el año anterior intensificando, entre otras, la inspección sobre el cumplimiento de la normativa de ocupación de espacio público”.

Por todo ello, Jiménez espera que “el pleno municipal apruebe una medida tan necesaria que busca simplemente aumentar nuestros ingresos, y la progresividad de nuestro sistema fiscal, minimizando el incumplimiento de la normativa tributaria”.