Elkarrekin Podemos IU apuesta por un sistema público de cuidados para afrontar los retos de conciliación

Hernández ha agradecido las muestras de condolencia manifestadas por los grupos del Parlamento tras la noticia del fallecimiento de Julio Anguita.
Durante la sesión de la Diputación Permanente de este lunes, el portavoz de la coalición, Jon Hernández ha propuesto un “sistema público de cuidados que ahora no tenemos” para hacer frente a la situación que “la crisis del Covid solo ha sacado a la luz de manera brusca e inesperada, un problema que ya existía
y para el que las insituticiones no dan una respuesta acertada hasta el momento”.
Para la coalición de izquierdas, “la situación en la que se han visto y se ven miles de familias trabajadoras que tienen que hacerse cargo del cuidado de personas dependientes, entre ellos los y las menores, pero también personas mayores, mientras tienen que acudir a sus puestos de trabajo, es realmente un
problema social y no un problema particular o doméstico”.
Hernández ha destacado que esta situación se ha hecho acuciante ahora que los progenitores han de volver a sus puestos de trabajo, al no tener las personas dependientes un lugar al que acudir mientras tanto, ya sean colegios o centros de día… pero que ya era una realidad “puesto que madres y padres
tienen esta situación cada año en los periodos de las vacaciones escolares donde se tienen que buscar la vida y hacer mil virguerías para compatibilizar el trabajo y el cuidados de hijas e hijos”.
Para Elkarrekin Podemos IU, “las ayudas, ya sean ordinarias o extraordinarias a raíz de la crisis, son necesarias, sí, pero el problema es de calado” por lo que se ha comprometido a impulsar durante la próxima legislatura una política pública encaminada a asumir que los cuidados son una tarea social “que
trasciende el ámbito particular de las familias”.
Según Hernández, las medidas adoptadas para hacer frente al impacto económico y social del Covid19, recogidas en el RD 8/2020 del 17 de marzo, “han supuesto sin duda una respuesta enormemente positiva ante esa complicada situación que se creaba en las familias trabajadoras con el cierre de colegios y centros de día”. La adaptación o reducción de la jornada, el impedimento de aplicación de sanciones por falta de asistencia al trabajo por atender a personas dependientes, el teletrabajo… son “medidas enormemente positivas pero, en algunos casos, si no se complementan con ayudas las familias tienen problemas serios para llegar a fin de mes”.