EZKER ANITZA-IU CRITICA EL MODELO DE GESTION PRIVADA DEL CENTRO INTEGRAL DE TRANSPORTE DE GIPUZKOA.

La Coordinadora de Gipuzkoa de Ezker Anitza-IU, Arantza González, cree que el modelo público-privado supone externalizar los beneficios al sector privado a costa de las inversiones públicas.

La Coordinadora de Gipuzkoa de Ezker Anitza-IU y juntera de Elkarrekin Gipuzkoa, Arantza González, ha manifestado que el modelo de gestion del futuro Centro Integral de Transporte de Gipuzkoa (CIT), “es otro ejemplo más de cómo las cuentas públicas hacen frente a grandes inversiones de las que luego se benefician algunas empresas privadas”.

González ha realizado estas declaraciones en la Comisión de Infraestructuras Viarias en la que la diputada de infraestructuras viarias, Sra. Oiarbide, junto con el director de Bidegi, ha explicado la situación en la que se encuentra el proyecto para la construcción del CIT en Astigarra y Oiartzun, que dará servicio al tráfico pesado que pasa por Gipuzkoa.

Según la juntera de Elkarrekin Gipuzkoa, el coste de esta infraestructuras para Bidegi, será de 16 millones de euros, y de 10 para la consecionaria a la que se adjudicará la conservación, el mantenimiento y la gestion del CIT por un plazo de 8 años, con un beneficio previsto para ésta última de un 10%.

González ha cuestionado que este servicio no lo gestione directamente Bidegi, de manera que el beneficio de la explotación del centro integral de transporte se quede en las arcas públicas, ya que, si las empresas se presentan a estos concursos, es porque van a obtener un beneficio con la gestion, algo que podría permanecer en las arcas públicas si fuera directa.

Respecto al modelo de gestión del futuro CIT, la Sra. Oiarbide lo ha justificado en que el servicio que se ofrecerá es muy especializado, y Bidegi no está peparada para llevarlo a cabo. No obstante, González ha recordado que “cuando se creó Bidegi en 2002, tampoco había una especialización previa, por lo que el argumento de la diputada carece de valor”.

La juntera de Ezker Anitza-IU ha insistido en que el modelo de gestión denominado colaboración público-privada que tanto defiende el PNV, no es más que una forma de generar beneficio para empresas privadas a costa del dinero público, algo que su formación no comparte, ya que “no está demostrado que el sector privado sea mejor gestor que el público, ni que lo haga más barato, ni que genere empleos de calidad”, y la realidad demuestra que sus objetivos principales son los beneficios y no la calidad del servicio o del empleo.