Elkarrekin Podemos IU critica que el PNV esté “con la cabeza más centrada en las elecciones” que en salir de crisis sanitaria.

Jon Hernández, ha puesto en valor la gestión del Estado de Alarma pese a las dificultades y a las quejas del Gobierno Vasco
Tras la comparecencia del Lehendakari este viernes en el Parlamento Vasco, el portavoz de la coalición ha recalcado que para salir de la crisis “la sociedad necesita dos tipos de respuestas políticas. Respuestas en el ámbito sanitario, para controlar la pandemia, salvar el máximo de vidas posibles y evitar el riesgo de colapso de la sanidad y respuestas de ámbito económico y social, para frenar el impacto de la crisis en la economía pero sobre todo, para evitar que el impacto recaiga como siempre sobre las capas más vulnerables de la sociedad y sobre el conjunto de la clase trabajadora, que es la mayoría social del país.”
El parlamentario por Ezker Anitza ha defendido los servicios públicos, poniendo de ejemplo al personal sanitario, a pesar de “tener que hacer frente a unas tasas de temporalidad superiores al 30% o la externalización de servicios” y ha criticado las medidas de recortes que se dieron en la crisis de 2008, avisando de que “ya se empieza a deslizar el mantra con el que nos bombardearon en el inicio de la anterior crisis sobre los supuestos privilegios de los funcionarios para justificar luego recortes, externalizaciones y privatizaciones. No creo que fueran casuales los datos falsos sobre sueldos en Osakidetza publicados el otro día por El Correo y sobre los que tuvo que rectificar”. A su juicio, para salir de la crisis económica de la mejor manera posible “el camino a seguir debe ser el contrario al que ya nos empiezan a sugerir ciertas voces y poderes fácticos, si es que hemos aprendido algo de esta
crisis sanitaria.”
A continuación, ha puesto en valor la proclamación del Estado de Alarma que “ha servido para aplacar la curva de contagios” a pesar de que el Gobierno Vasco en las últimas semanas haya mostrado su recelo que tiene más que ver con la “necesidad de mostrar a la sociedad vasca en clave electoral, que
la vuelta a la normalidad es gestión suya, que con la búsqueda de gobernanzas compartidas entre administraciones con el fin común de frenar la pandemia y la adopción de medidas de escudo social para que la crisis no la paguen los de siempre”. Por ello ha criticado que hayan puesto pegas a la prórroga del Estado de Alarma, incluso anunciando su posicionamiento contrario para luego desdecirse y votar a favor una vez se habían garantizado poder celebrar las elecciones en julio, a las que Elkarrekin Podemos IU no se opone siempre que “se hagan en base a criterios sanitarios y científicos”, pero le pide prudencia pues más parece que el PNV está más “ocupado en las elecciones que en la salida de la crisis sanitaria”.
Falta de humildad Jon Hernández ha vuelto a criticar una mala gestión en el caso de las residencias de mayores en las que, a pesar de que “los representantes de los trabajadores viniesen advirtiendo de la situación y la necesidad de medidas y materiales de protección que tardaron demasiado en llegar”. Además, le ha increpado una “falta de humildad absoluta, no solo al no reconocer errores, sino al señalar a los sindicatos y a la oposición poco menos que de aprovecharse políticamente de las consecuencias para la salud de las personas”, recordándole que la gestión de las residencias de mayores recaen en el PNV al estar las competencias transferidas y que el Estado de Alarma no ha eliminado, concluyendo que es necesario un “cambio en el modelo de residencias de mayores con el que contamos, altamente privatizado y sobre a base de una precariedad laboral denunciada desde hace mucho tiempo”.
De nuevo el portavoz de Elkarrekin Podemos IU ha vuelto a insistir que su coalición va a centrarse en lo próximos meses en “dos cuestiones que nos preocupan, el control de la pandemia y el impacto económico de la crisis en la gente corriente”. Ante esto ha manifestado su preocupación por la atención que el Gobierno Vasco presta a la patronal “porque ya sabemos que a estos si les hacen ustedes bastante caso. Lo hemos visto durante esta crisis ante la decisión de paralizar sectores de la producción y de la economía no esenciales. Una medida que se demostró acertada para hacer que el confinamiento fuera lo más eficaz posible en términos sanitarios”. Así mismo ha destacado que “el Estado de alarma es una
medida excepcional que ha permitido la puesta en marcha de importantes políticas de choque no solo para frenar la pandemia. Sino también para frenar el mazazo de la crisis económica sobre la economía y la vida de las personas, y en especial de quienes en primer lugar sufren ese impacto, las capas populares y la clase trabajadora. Medidas económicas y sociales que van en la dirección contraria a las
que se tomaron en la anterior crisis de 2008”, por lo que ha invitado al Gobierno Vasco a ir en la misma dirección.
Durante su intervención, el Lehendakari ha hecho continuas referencias al cogobierno haciendo referencia a las competencias que recaen en el Gobierno Vasco y que durante el Estado de Alarma coordinan los Ministerios que están al frente de la crisis. Aquí, Jon Hernández le ha increpado que cogobierno supone también hacer caso a los agentes sociales, no solo a Confebask, sino también a los
sindicatos y organizaciones sociales. Para ello ha puesto como ejemplo el anuncio que hizo el Gobierno Vasco de recuperar la actividad educativa para ciertos cursos y que tanto profesionales como alumnos y AMPA´s se enteraron por los medios de comunicación. Y a la pregunta sobre el Ingreso Mínimo Vital del que el Lehendakari dice no saber en qué va a consistir, Hernández le ha respondido que sus consejeras
se reúnen periódicamente con el Ministerio, lo mismo que el resto de comunidades, siendo informadas y transmitiendo las posiciones del Gobierno Vasco para conseguir que la medida cubra al mayor número de personas y de la mejor forma posible.