Ezker Anitza-IU rechaza la actitud del PNV en relación a la renta mínima vital.

Isabel Salud califica de falsas las acusaciones de “recentralización” realizadas por el PNV en relación a la renta mínima vital anunciada por el Gobierno de coalición en España. Así mismo la Coordinadora de la formación de izquierdas ha acusado a los Jeltzales de despreciar aquellas medidas que protegen a la mayoría de la población, y en especial a las más vulnerables.

La Coordinadora General de Ezker Anitza-IU ha calificado de falsas las declaraciones realizadas por el responsable de política institucional del PNV, Koldo Mediavilla en las que critica la Renta Mínima Vital que próximamente pondrá en marcha el Gobierno de Coalición PSOE y Unidas Podemos. Esta Renta tiene como objetivo proteger a las familias trabajadoras más vulnerables máxime ante el escenario de crisis económica provocada por la pandemia actual y está siendo diseñada en colaboración con todas las autonomías. Por eso, señala Salud, que Mediavilla “miente” cuando se refiere a “una creciente tentación por la centralización del Gobierno del Estado”.

La Coordinadora General de Ezker Anitza-IU también ha mencionado las palabras de Mediavilla cuando se refiere a “las afecciones” que puede tener en Euskadi, y le recuerda que se está trabajando en colaboración con todas las autonomías para que “sea compatible” con la RGI y con las diferentes rentas de inserción actualmente vigentes en las autonomías del conjunto del Estado.

Salud ha lamentado que Mediavilla mienta descaradamente cuando dice que Elkarrekin Podemos “haya denostado la RGI” y se remite al intenso trabajo realizado por su grupo parlamentario para mejorar las condiciones y cuantías o por la retirada del proyecto legislativo impulsado por el PNV, el PSE y el PP para rebajar las cuantías economícas y endurecer las condiciones de acceso.

Por último, la Coordinadora ha aconsejado a Mediavilla que se preocupe más por lo que está haciendo el PNV y Urkullu, con una gestión más que cuestionable en relación a la crisis actual en la que no están siendo capaces de proteger a las personas del impacto social mientras se erigen en portavoces de los intereses de la patronal. Salud ha recordado en este sentido, que el PNV está aprovechando el aplazamiento de las elecciones vascas, para anular la participación y control de los partidos políticos al Gobierno Vasco bajo las excusas de falta de seguridad.