Elkarrekin Podemos-IU exige al Gobierno Vasco que siga garantizando el alquiler público de 500 viviendas de Gasteiz.

  • La coalición de izquierdas considera “un error que el Gobierno Vasco pase la gestión de vivienda pública a fondos de inversión extranjeros”

Elkarrekin Podemos-IU ha exigido al Gobierno Vasco que siga garantizando el alquiler público de las  500 viviendas de Gasteiz de los barrios Salburua y Zabalgana adquiridas por el fondo sueco Catella. La esencia de esas viviendas, trasladan desde el grupo parlamentario, es que son viviendas protegidas edificadas en el marco de unas condiciones determinadas y con ayudas al alquiler para los inquilinos por parte de Vitalquiler.

Jon Hernández, portavoz adjunto de la coalición en la cámara vasca, elevará  este movimiento y preguntará al Gobierno Vasco por sus intenciones con respecto a  garantizar que las viviendas referidas sigan cumpliendo su función de vivienda  pública

El grupo parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU ha presentado en el registro del Parlamento Vasco tres preguntas que tratan de arrojar luz y transparencia a la última transacción económica realizada por el fondo sueco Castella en la ciudad de Vitoria. “Parece que por el momento se mantienen las condiciones actuales para los inquilinos pero el Gobierno tiene que garantizarlo y trabajar, desde ahora, para que nunca se pierdan esos 500 pisos para el alquiler público “”, explica Jon Hernández, portavoz adjunto de la coalición de izquierdas.

Queremos que el Gobierno Vasco nos aclare que intenciones tiene con respecto a estas viviendas, comenta Hernández en relación a sus pregunta registrada: “¿ Cómo valora el Gobierno Vasco la adquisición por parte de un fondo de inversión de vivienda protegida promovida por la Fundación de la Caja Vital?”.

En ese mimo sentido, la coalición preguntará por la vigencia de los compromisos sociales que contienen el actual convenio firmado entre el  Gobierno Vasco  y Vitalquiler, ya que, según trasladan, el gobierno se comprometió “a garantizar las condiciones actuales hasta 2033. “Es necesario conocer si el Gobierno Vasco va a seguir siendo fiel a su palabra o por el contrario se va a sumar a la ola del interés privado, cosa del todo intolerable”, valora.

Por último, desde la coalición quieren conocer si existe un plan para garantizar que las viviendas referidas sigan cumpliendo su función de vivienda  pública de alquiler más allá de 2033. “Es una mala noticia que unos pisos protegidos promovidos por la Obra Social de las Cajas y el Gobierno Vasco pasen a manos de Un fondo de inversión extranjero interesado solo en sacar beneficio de este tipo de gestión”.