Elkarrekin Podemos-IU solicitará junto a EH Bildu una reunión de la Diputación Permanente para debatir iniciativas que den impulso al gobierno en la gestión de la crisis.

El grupo parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU solicitará junto a EH Bildu una reunión de la Diputación Permanente para debatir iniciativas que den impulso al gobierno en la gestión de la crisis del Covid-19. Entre las iniciativas que la formación de izquierdas quiere debatir, se encuentra una Proposición No de Ley que quiere garantizar el servicio de internet y servicios electrónicos al alumnado de la CAV. En palabras del portavoz adjunto de la coalición, Jon Hernández, “queremos que el Parlamento Vasco pueda ejercer de impulso al gobierno en la gestión de la crisis y, de esta forma, conseguir que el gobierno se abra a incorporar las propuestas de los partidos políticos de la oposición para superar la pandemia”.

Tal y como viene defendiendo durante las últimas semanas, el equipo parlamentario de Elkarrekin Podmeos-IU cree “necesario seguir en la defensa de un parlamento capaz de controlar al gobierno” y, además, “cuente con las funciones necesarias para abordar esta situación de alarma excepcional”. Ante la anomalía de esta crisis sanitaria, desde ambas formaciones creen que el parlamento debería “recobrar algunas de sus funciones en materia de impulso al gobierno”.

En este sentido Elkarrekin Podemos ha comunicado que pedirá junto a EH Bildu “una convocatoria de la Diputación Permanente para discutir aquellas proposiciones no de ley que planteen los grupos de la oposición de manera urgente ante la situación de excepcionalidad y parálisis parlamentaria”.

La primera iniciativa que ha registrado Elkarrekin Podemos y que sería debatida en la Diputación Permanente, es una Proposición No de Ley de urgencia para que el Gobierno Vasco garantice el servicio de internet y medios electrónicos necesarios en materia de educación al alumnado de la CAV durante la crisis del COVID.

El portavoz adjunto de la coalición, Jon Hernández, afirma que «existe una brecha digital en la sociedad vasca y, de nuevo, es una brecha de clase. Por ello se hace imprescindible, asegurar de los medios digitales imprescindibles al alumnado que no dispone de ello». La PNL pretende que está crisis no implique una discriminación para aquel alumnado que no dispone de los medios necesarios para continuar su educación en las mismas condiciones que aquellos que si los tienen.

“El profesorado, las familias y el alumnado están haciendo esfuerzos encomiables para poder sacar adelante la impartición de las materias”.  Así describe Jon Hernández, coportavoz de Elkarrekin Podemos en el Parlamento Vasco y también miembro de la Diputación Permanente, la labor del profesorado en el tiempo que lleva la crisis del COVID. “Un esfuerzo que no puede esconder la labor del Departamento de Educación de asegurar la equidad del conjunto del sistema educativo vasco, cosa que no sucede en Euskadi y que tiene su reflejo obvio en esta situación de crisis”.

En esa misma línea, Hernández señala que la brecha digital y de clase «existe» en la sociedad vasca. “Por ello se hace imprescindible, en esta situación de crisis y valorar la experiencia para cuando superemos la misma en su clave sanitaria, asegurar de los medios digitales imprescindibles al alumnado que no dispone de ello” y hace mención al alumnado con Necesidades Educativas Especiales que “está sufriendo especialmente la ausencia de las clases”.

El parlamentario propone que, para dar respuesta a los problemas que el COVID está suponiendo a las personas afectadas por esa brecha digital y de clase, el Gobierno Vasco alcance «de inmediato» un acuerdo con las teleoperadoras de servicios de internet con presencia en Euskadi «para dotar de inmediato de servicios de internet de calidad a las familias del alumnado vasco que no disponga de dicho acceso, porque unos alumnos tienen medios y otros muchos no.».

Además, plantea que el Gobierno Vasco dote de los medios electrónicos necesarios, mediante los equipos que pertenecen a la red pública para el alumnado de la pública y buscando la mejor solución para el alumnado de la concertada, al alumnado que no disponga de los mismos en formato de préstamo hasta la vuelta a las aulas.

Por último, desde Elkarrekin Podemos quieren que se realice un Plan Urgente de atención al alumnado con NEE mientras dure esta situación de crisis estudiando las posibilidades de atención domiciliaria al alumnado, con garantías de seguridad y protección del personal laboral y otros medios de apoyo virtuales siempre con profesionales, así como, otros mecanismos de apoyo a las familias.