Ezker Anitza-IU saluda la visita al País Vasco del Relator especial de la ONU para la pobreza

Philip Aston, relator especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, visita hoy el País Vasco en el marco de una vista de evaluación de la situación de la pobreza y los derechos humanos en el Estado español. Previamente IU envío una aportación al Informe Preliminar.

Ezker Anitza-IU valora muy positivamente la visita del Relator porque “por desgracia el relato del oasis vaso del PNV no es más que una consigna que esconde una realidad de precariedad vital de muchísima gente”.  Según datos del II Informe FOESSA de Euskadi para Caritas conocido hace dos meses, sobre exclusión y desarrollo social en el País Vasco, un estudio en el que se tienen en cuenta 35 indicadores, que abarcan la realidad diaria de la población más allá de su disponibilidad económica; la desigualdad social no deja de crecer en Euskadi y cada vez hay más personas en situación de pobreza a pesar de percibir un salario.

Según los datos del informe, el número de personas en exclusión social en Euskadi asciende a 334.000 personas, el 15,2% de la población de la comunidad autónoma. Esta cifra sitúa a Euskadi como la cuarta comunidad autónoma con las cifras más bajas en exclusión social después de La Rioja, Cantabria y Asturias. Los datos apuntan que 194.000 personas se encuentran en exclusión más severa, el 8,8% de la sociedad vasca y que un 16,4% de la población se encuentra en una situación de inseguridad debido a que su colchón de resistencia es débil, y serán las primeras en comenzar a notar los síntomas del proceso de desaceleración de la economía.

Todos estos datos tienen su reflejo en el acceso a la alimentación de calidad, a la imposibilidad de hacer frente a las rentas del aquiler o hacer frente a cualquier imprevisto económico y por tanto consideremos que la visita del Relator puede ser una oportunidad para visibilizar estas realidades.

Ezker Anitza-IU espera con interés las conclusiones del Informe del Relator y seguirá trabajando en el ámbito social e institucional en las medidas urgentes de protección social pero con un horizonte de cambio de modelo económico y de producción que al fin y al cabo es el responsable de la desigualdad estructural.

Para Ezker Anitza-IU es necesario que el Gobierno de España continúe en la senda de las primeras medidas tomadas como la subida del salario mínimo a 950€ sin perder la vista del horizonte de los 1.200€ o la subida del 0,9% de las pensiones  como primer paso a una subida generalizada de las mismas hasta niveles que garanticen una vida digna para la personas pensionistas.

A su vez desde Ezker Anitza-IU se seguirá trabajando en el Parlamento Vasco para garantizar que la RGI aumente su prestación y llegue a todas las personas que tienen ese derecho a su vez que trabaja por garantizar el derecho subjetivo de la vivienda que aunque está recogido en la Ley el Gobierno Vasco no tiene intención de hacer cumplir, entre otras medidas destinadas a disminuir la desigualdad en Euskadi.