Ezker Anitza-IU cree que a PNV solo le interesa el comercio local “de boquilla” y le pide que pare el outlet de Zaldunborda

Arantza González y Santi Jiménez, juntera y concejal de la formación respectivamente, piden a PNV que pare el outlet de Zaldunborda y defienda el comercio local con hechos.

La Coordinadora de Gipuzkoa de Ezker Anitza-IU y juntera en el grupo Elkarrekin Gipuzkoa, Arantza González, cree que el outlet de Zaldunborda es un “despropósito”, y que será la “sentencia de muerte” de muchos comercios locales de los municipios cercanos.

González ha denunciado que los promotores tan solo buscan titulares con las grandes cifras sobre el empleo que crearán y los millones que invertirán, pero “se cuidan muy mucho” de no informar sobre los puestos de trabajo que se destruirán en el comercio local, o el impacto en la movilidad y el medio ambiente de dicha infraestructura.

En relación con los datos de empleo que los promotores han dado a conocer, González ha recordado que en esas instalaciones el empleo suele ser a tiempo parcial y temporal, generalmente ocupado por mujeres, y con apertura de lunes a domingo, es decir, empleo precario.

Según la Coordinadora de la formación de izquierdas en Gipuzkoa, es lógico que los promotores “arrimen el ascua a su sardina”, lo que no lo es en absoluto es que los responsables políticos “se plieguen” a intereses ajenos a los de la inmensa mayoría de la ciudadanía a la que dicen representar.

Por su parte, el concejal de Ezker Anitza-IU en Elkarrekin Irun, Santi Jiménez, ha criticado la actitud del alcalde jeltzale en Hondarribia, Txomin Sagarzazu, ya que su decisión de llevar adelante este proyecto va a provocar el cierre de comercio local en Irun y Hondarribia, un comercio que lleva años en un situación muy difícil y para el que esa instalación supondrá su “muerte” definitiva.

Asimismo, Jiménez ha cuestionado la presentación que Sagarzazu hace en la web del propio ayuntamiento: “Trabajamos honradamente, con transparencia y facilitando la participación de la ciudadanía para que Hondarribia sea un referente de calidad de vida para todas y todos”, ya que nada de lo que ahí dice se cumple en el proyecto de Zaldunborda porque ni ha sido transparente, ni ha contado con la participación de la ciudadanía, ni va a mejorar la calidad de vida de la misma.

Por todo ello, tanto González como Jiménez han insistido en reclamar al PNV que dé marcha atrás y paralice un proyecto que solo servirá para engordar los bolsillos de grandes grupos comerciales en detrimento del comercio local y del empleo de calidad.