Ezker Anitza-IU denuncia que las instituciones vascas fomentan la precarización de las condiciones laborales por la subcontratación de servicios públicos

En el Pleno del Parlamento Vasco, el Parlamentario de Ezker Anitza-IU, Jon Hernández, ha afirmado que las administraciones públicas tienen un importante número de servicios públicos contratados a distintas empresas, las cuales emplean a un elevado número de trabajadores y trabajadoras, y por tanto debiera ser obligación del Gobierno Vasco y de la administración pública en general “garantizar condiciones dignas de trabajo para currelas cuyo trabajo es para la administración, proporcionando servicios básicos para la ciudadanía  y se paga con dinero público”.

Asimismo, el parlamentario de Ezker Anitza-IU, denuncia la situación que está generando la subcontratación de servicios públicos ya que tal y como señala “es inadmisible que las contrataciones públicas estén sirviendo para precarizar las condiciones laborales de miles de personas”.

Hernández denuncia que “la ley de contratos del sector público reconoce de forma clara que la administración pública tiene obligación de prestar los servicios de forma directa, y solo puede subcontratar justificando la imposibilidad de proporcionar de forma directa tales servicios. Sin embargo, lo que ocurre es que la administración utiliza la subcontratación de forma rutinaria obviando su responsabilidad de gestor público” ha denunciado Hernández.

“El afán por subcontratar unos servicios cuya responsabilidad es pública está en el ADN de este gobierno privatizador que, con la excusa de ahorrar costes, provocan que los trabajadores de los servicios subcontratados tengan que soportar bajos salarios o mayor carga de trabajo por menos dinero” ha afirmado el parlamentario de Ezker Anitza-IU.

Igualmente, en la iniciativa acordada con EH Bildu se ha propuesto un sueldo mínimo de 1200 euros para todos los trabajadores con contrataciones dependientes del Gobierno Vasco, con el objetivo de asegurar unas condiciones dignas en todas las contrataciones que dependan de la Administración Pública Vasca.

Sin embargo, la iniciativa en favor de condiciones laborales dignas para las trabajadoras que siendo subcontratadas prestan servicios públicos no ha sido aprobada ya que ha contado con los votos en contra de PNV, PSE y PP.