Elkarrekin Podemos reclama el cese del Consejero Darpón por su mala gestión en el fraude de las OPE de especialidades médicas de Osakidetza

El pasado 10 de octubre tuvo lugar la comisión de salud parlamentaria para que el consejero de Salud Darpón diera cuentas de la investigación llevada a cabo por Osakidetza en relación al fraude de la OPE 2016-2017.

Elkarrekin Podemos, tras pedir el requerimiento y acceder a las diferentes actas de los tribunales y expedientes informativos de Osakidetza, tuvo clara constancia de que la administración estaba al corriente de filtraciones previamente a los exámenes y que no se actuó.

Además, para la coalición de izquierdas, se han ocultado pruebas que demostrarían el fraude, no depurando responsabilidades sobre lo sucedido y, sin embargo, castigando doblemente a las personas opositoras a repetir de nuevo los exámenes y de nuevo sin ninguna garantía.

“A Elkarrekin Podemos le parece extremadamente grave este hecho por lo solicitamos nuevamente al Lehendakari el cese del consejero Darpón, cese que sigue sin producirse”, ha reclamado la parlamentaria Macazaga.

Elkarrekin Podemos ha afeado el compromiso no cumplido de Urkullu quien prometió investigar hasta el final y, no obstante, se ha dado carpetazo a una investigación que no ha tenido por objeto nada que no fuera ocultar que el vox populi del clientelismo en Osakidetza es una realidad.

Macazaga ha denunciado que “la investigación no ha resuelto nada ni ha depurado ningún tipo de responsabilidad. En toda esta farsa en que ha consistido la investigación llevada a cabo por Osakidetza hay un máximo responsable que ha de responder”.

Cese de participantes en fraude de OPE de Osakidetza

Por su parte, el parlamentario de Elkarrekin Podemos Juan Luis Uria ha reclamado que una entidad como Osakidetza no se puede permitir una política de “aquí no pasa nada” ante un problema de la envergadura del fraude de las OPE, con afectación de cientos de profesionales.

“Lo mínimo sería cesar a quienes han participado directamente en los fraudes ya que existen indicios fundados de que ha sido así. Los Jefes de Servicio que no saben lo que es la ética y que juegan a ser el poder en los hospitales no deben tener responsabilidad ninguna, deben ser cesados preventivamente, y evaluados” ha finalizado Uria.