Elkarrekin Podemos denuncia que el Gobierno Vasco deja la reforma de la RGI en manos de la consultora Price Waterhouse Cooper

Elkarrekin Podemos identifica la reforma de la RGI como un proceso vital para la cohesión social en Euskadi donde todas las personas puedan tener una vida digna y libre de pobreza. Así, señalamos la falta de seriedad por parte del Gobierno Vasco quien usa dinero público para contratar a una consultoría de dudosa reputación en el tema social y que aboga por los recortes sociales.

Por ello, ponemos en duda la idoneidad de PWC elegida desde el Gobierno Vasco para reformular el proyecto de la RGI, al ser una consultora con claro sesgo de defensa de los intereses empresariales y patronales, a la vista de otros informes emitidos sobre coyuntura y economía vasca.

Además, ha sido seleccionada con anterioridad en diferentes contratos menores, como se constata a partir de otros informes que ha emitido”. Desde Elkarrekin Podemos se denuncia que esta contratación para asesorar una ley de inclusión social solo busca legitimar políticas regresivas y reaccionarias en la protección social, a la vez que lucrar empresas que tienen lazos con el PNV, ya que diferentes cargos como el Sr. Atutxa están relacionados laboralmente con PWC.

Por otro lado, Elkarrekin Podemos reclama que la asesoría de esta ley debiera realizarla personas expertas en temas de pobreza e inclusión. De esta forma, la parlamentaria Guanche ha visibilizado que “la vía de adjudicación de esta trabajo se ha realizado a través de un contrato de proyecto menor a cargo del Gobierno Vasco, cuando en teoría son el PNV y el PSE los que debieran haber realizado el proceso.”

Para Elkarrekin Podemos el contrato con PWC es una prueba más de la poca incidencia del PSE en el Gobierno Vasco abandonando a su suerte la defensa de los derechos sociales. “Poner a PWC al frente de una reforma tan sensible y vital para quienes más lo necesitan es como poner al lobo a cuidar las ovejas” ha afirmado Guanche.

Finalmente Elkarrekin Podemos reitera que la reforma de la RGI tiene que poner en el centro a las personas y no la rentabilidad económica. “Por eso desde Elkarrekin Podemos estaremos atentas para acompañar el proceso desde la transparencia, la ética y el principio de equidad que se merecen todas las personas que habitan en Euskadi”, ha recalcado Guanche.