Ezker Anitza-IU defiende la renovación del autogobierno vasco para crear un marco de derechos sociales e igualdad real

El parlamentario de Ezker Anitza-IU y portavoz adjunto de Elkarrekin Podemos, Jon Hernández, ha valorado al término de la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco la propuesta del documento de síntesis para el capítulo de derechos que conformaría el nuevo Estatuto vasco. Hernández ha explicado que la propuesta “está fundamentada en los derechos sociales, políticos, económicos, humanos, culturales y ambientales, que deben ser el eje central del nuevo Estatuto”.

“Planteamos que éste debería ser el eje troncal del Estatuto, como venimos diciendo desde el comienzo de la ponencia”, ha afirmado, “tenemos que tener un nuevo Estatuto de vocación social”. “Si para algo tiene que servir la renovación del autogobierno debe ser precisamente para avanzar en igualdad y en derechos en nuestra sociedad”, ha dicho el parlamentario de Ezker Anitza-IU.

Según Hernández, los demás grupos están valorando una propuesta que “desde Ezker Anitza-IU pensamos que abre una posibilidad de acuerdo en clave progresista, entre los diferentes grupos de izquierda de la cámara, para buscar un Estatuto en clave social, que es lo que necesita el país”. “Estamos esperanzados, porque hemos visto buena receptividad en EH Bildu y PSE”, ha añadido.

El parlamentario de Ezker Anitza-IU ha explicado algunas de las novedades que contiene el documento. Por un lado, la coalición de izquierdas apuesta por incluir en el Estatuto de Autonomía un capítulo dedicado expresamente a la igualdad y los derechos de las mujeres. También una visión específica para niñas y niños, adolescentes, mayores, migrantes, así como los derechos del pueblo gitano.

El texto recoge varios derechos fundamentales que debieran ser garantizados mediante el nuevo Estatuto, tal y como ha asegurado Hernández. Por un lado, que todas las personas tengan garantizado el derecho a un empleo “con condiciones y salarios suficientes para tener una vida digna”.

Recoge, por otro lado, el derecho de todas las personas a la garantía de unos ingresos por encima del umbral de la pobreza, plazas suficientes para preservar el derecho a la educación pública gratuita desde los 0 años a la que se debería dedicar el 6% del PIB y el derecho a una completa sanidad pública y gratuita a la que se debería dedicar el 7% del PIB.

En el texto se contemplan también los derechos lingüísticos, garantizando el aprendizaje gratuito del euskera hasta que las personas puedan desenvolverse en esta lengua en todos los ámbitos, tanto en el entorno laboral como el social. Por último, la propuesta contempla el derecho a la inclusión social, y recoge el desarrollo un sistema de protección social caracterizado por la solidaridad entre generaciones y entre territorios. Finalmente el texto especifica otra serie de derechos como los ambientales, culturales y otros que deben ser garantizados y verse plasmados en el nuevo Estatuto.

Hernández ha recordado que Ezker Anitza-IU trabaja en la ponencia de autogobierno en clave social, y que hay margen para avanzar en un nuevo Estatuto que supere el actual Estatuto de Gernika en este sentido, “lo cual no será fácil si algunos grupos priorizan las cuestiones identitarias y orillan las sociales”. “Ezker Anitza-IU defiende la identidad nacional de Euskadi y una nueva constitución republicana para un Estado plurinacional donde estén legalmente reconocidos los derechos de los pueblos”, ha finalizado Hernández.