Elkarrekin Podemos pone mala nota al Gobierno Vasco durante la presentación del informe del Ararteko

Elkarrekin Podemos recalca que el 50% de las actuaciones del Ararteko tienen que ver con la precariedad: se visibiliza un aumento de la infantilización de la pobreza, y suben las quejas relacionadas o que afectan a la infancia hasta alcanzar las casi 500. Además, se vulnera habitualmente el principio del interés superior de las niñas y los niños y se comprueba una tremenda desigualdad en la atención a esas niñas y niños por parte de las instituciones públicas.

Elkarrekin Podemos también subraya el porcentaje preocupantemente y recurrente de quejas en políticas sociales, salud, educación, vivienda, igualdad, entre otros, a quien el Ararteko llama la atención con respecto al deber de informar; así como el alto número de quejas no aceptadas y no resueltas por parte del Gobierno Vasco. “Si hablásemos de la peor de la clase, ahí tendríamos al Departamento de la Sra. Artolazabal y, en concreto a Lanbide, cual protagonista indiscutible con sus 800 quejas, que suponen el 40% del total de quejas de este informe”, denuncia la parlamentaria de Elkarrekin Podemos Guanche, y añade “de esas 800 quejas, solo responde favorablemente al 13% y el 60% no son aceptadas”.

Con respecto al Departamento de Salud, Elkarrekin Podemos también solicita más transparencia, atención personalizada a quienes están en listas de espera y reasignación de recursos a las listas con más demora. “Hay que dar aire a las consultas de rehabilitación, o a las consultas o intervenciones de traumatología”. En materia de educación las denuncias se centran en la educación para personas adultas.

“No queremos pensar que entre la concentración de alumnado de familias de bajo ISEC en algunas escuelas y el no acceso de personas adultas a la formación profesional en igualdad de condiciones, en lugar de educación pública y de calidad para todas, el departamento de educación diseña políticas educativas segregadoras”, ha manifestado Guanche. Finalmente, Elkarrekin Podemos denuncia que en relación a la igualdad, no hay medidas específicas para fijar criterios que aseguren para todas las mujeres, en todos los ámbitos una vida digna libre de violencia.

Guanche ha terminado exponiendo su preocupación ante las denuncias sobre las personas migrantes y refugiadas ya que, según el informe del Ararteko, desde determinados servicios públicos, se discrimina a las personas por su origen.