Elkarrekin Podemos defiende “un modelo fiscal justo”, acorde con lo que demanda una mayoría social progresista

Este miércoles el Parlamento vasco ha debatido sobre fiscalidad en un pleno monográfico impulsado por Elkarrekin Podemos. Desde el Grupo parlamentario, Julen Bollain ha recordado que “la cámara cuenta con las competencias de coordinación y armonización; competencias que se han venido postergando, igual que este debate necesario, que desgraciadamente llega después de un pacto fiscal regresivo”.

Sin embargo, Bollain ha reiterado que “no es tarde”, y en ese sentido ha apelado a EHBildu y PSE para que “cumplan con su mandato y trabajen a favor de una fiscalidad acorde con lo que demanda la mayoría social progresista”.

Elkarrekin Podemos plantea una fiscalidad que “aumentaría la recaudación en 1.750 millones de euros anuales”. Igualmente, propone subir al 30% el impuesto sobre los beneficios de las grandes empresas y reducir la presión a las pymes.

Por el contrario, “la realidad hoy es bien distinta”, según ha señalado el portavoz de la coalición que conforman Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo: “El PNV ha alcanzado un acuerdo con el PP para sacar adelante unos presupuestos, al precio que fuera. Pero ese pacto de la derecha no se habría dado si el Partido Socialista de Euskadi no lo hubiera permitido”.

Durante su discurso, Bollain ha preguntado a PNV y PP, “dónde pretenden poner el límite en la rebaja del Impuesto de Sociedades, si hace diez años estaba en el 33% y plantean dejarlo en el 24%, en 2020”. Al respecto, Bollain ha lamentado “la consecuencia de semejante despropósito neoliberal: En 2017 se recaudaron a través del Impuesto de Sociedades aproximadamente 1000 millones de euros menos que en 2007”. Y ha proseguido su argumento ironizando, “si la economía va bien hay que aliviar las cargas del capital y la riqueza, porque va bien; y si la economía va mal, también hay que bajarlas para que mejore”.

En la última parte del debate, previa a la votación, Bollain ha denunciado el “rodillo parlamentario de PNV y PSE que, en consonancia con su pacto con el PP, ni siquiera se han dignado a debatir con el resto de grupos de la oposición sobre sus respectivas resoluciones”. Bollain ha arremetido con dureza contra el PNV preguntándoles si ese es su «auzolan» y contra el PSE, afeándoles que «no se puede uno llamar socialista y aprobar una rebaja de impuestos de este calibre a las grandes empresas». El parlamentario ha señalado que Elkarrekin Podemos asume «la defensa de los intereses de la ciudadanía que votó progresismo en este país y que hoy se siente huérfana viendo al PSE pactar, una vez más, otra más, con la derecha más rancia».