Elkarrekin Podemos logra el compromiso del Parlamento en la lucha contra la brecha salarial

En el primer Pleno ordinario del año, el Grupo parlamentario ha impulsado el debate sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres. La parlamentaria Eukene Arana ha instado al Departamento de Trabajo y Justicia a diseñar un plan de acción, con la participación de los agentes sociales, en aras a eliminar la brecha salarial. La parlamentaria Eukene Arana ha recordado lo que supone esta realidad: “una media de 7.500 euros menos al año en el bolsillo de una mujer, solo por serlo”. Arana ha proseguido con la defensa de la iniciativa mencionando la estrategia vasca de empleo, que ha calificado de “bastante mejorable”, en lo que respecta a las directrices para la igualdad de oportunidades. Por ello, ha exigido al Gobierno Vasco, “contenido y compromisos concretos. Igualmente, Elkarrekin Podemos ha invitado al Parlamento vasco a solicitar al gobierno central que agilice el trámite de la Proposición de Ley de igualdad retributiva entre mujeres y hombres que presentó Unidos Podemos en el Congreso, siguiendo la estela de estados como Islandia o Alemania. Finalmente, Elkarrekin Podemos ha concitado el apoyo del resto de grupos, que se ha plasmado en el texto aprobado este jueves por la cámara de Vitoria-Gasteiz y que insta al Ejecutivo de Iñigo Urkullu a comenzar a trabajar en ese sentido, en el plazo máximo de seis meses. Asimismo, en el Pleno de hoy, Elkarrekin Podemos ha reclamado “mayor transparencia y rigor” en torno a los fondos de capital riesgo del Gobierno vasco para que dejen de ser gestionados “de forma opaca, arbitraria e ineficaz por parte de la SPRI”. El parlamentario y miembro de Equo, José Ramón Becerra, ha mostrado la preocupación de su grupo ante el anuncio del gobierno de un nuevo fondo de 250 millones para garantizar el arraigo de las empresas vascas: “antes de nada es preciso analizar cómo están funcionando los fondos que ya existen para garantizar la transparencia y la objetividad en todo el proceso de gestión, desde la selección de empresas beneficiarias hasta la compra o venta de las participaciones”. En ese sentido, ha criticado la implicación del Gobierno Vasco es la empresa CAF, “una firma claramente enraizada en Euskadi y sin necesidad de superar dificultades inmediatas”. Movimiento que Becerra ha calificado de incomprensible, por lo que espera las explicaciones de la consejera Tapia, que comparecerá en la Comisión parlamentaria del martes a petición de Elkarrekin Podemos, precisamente para explicar esa decisión.