Ezker Anitza-IU cuestiona el modelo y la “opacidad” de la financiación de eventos en Bizkaia

Ezker Anitza-IU ha manifestado sus “dudas” sobre el modelo de atracción de grandes eventos puesto en marcha por parte de la Diputación Foral de Bizkaia, en casos como los premios MTV o la celebración de una etapa de la Vuelta a España en Bizkaia.

Según la organización de izquierdas, “asistimos a un modelo que se mueve a base de dinero público pero respondiendo a intereses privados” y ha recordado que los grandes beneficiarios de la llegada de visitantes “son las grandes cadenas hoteleras y la hostelería de ciertas zonas de Bilbao” mientras que “la gran mayoría de vecinas y vecinos de Bizkaia verán pasar los eventos por delante, mientras que se pagan del bolsillo de todas y todos”.

El coordinador de la organización de IU en Bizkaia, Xabi Jiménez, ha denunciado, además, que las cifras ofrecidas por la Diputación son “un claro ejemplo de falta de transparencia” ya que “nos aseguran que se generaran 600 puestos de trabajo, pero no detallan en dónde, ni por cuanto tiempo, en un evento cuyo montaje y desmontaje dura a lo sumo 15 días”. “Tampoco nos hablan del tipo de empleo ni de la precariedad del mismo”, ha añadido.

Jiménez ha ilustrado la falta de transparencia recordando, además, que “los responsables del gobierno foral nos hablan de impactos económicos, pero hay que arrancarles las cantidades que nuestras instituciones pagan por este tipo de eventos”. “Sabemos que los premios MTV nos van a costar 3 millones de euros, pero desconocemos por ejemplo el coste de la etapa de la Vuelta a España, cuyo impacto económico se cifra en 300.000 euros para el territorio. Para tener una referencia, la salida de la Vuelta a España celebrada en Jerez en la edición de 2014 costó 344.000 euros, de los que 181.000 se pagaron en concepto de canon a la empresa organizadora de la Vuelta”, ha destacado.

Por todo ello, la organización de izquierdas ha pedido a las instituciones forales “prudencia y transparencia” con este tipo de eventos, al igual que “otro orden de prioridades para no inflar de manera megalómana la burbuja de los eventos financiados con dinero público y que cada día consumen más recursos públicos”. “Con las pérdidas generadas por las World Series en Bilbao en el pasado, ya tuvimos suficiente”, ha subrayado.