Ezker Anitza-IU muestra su “total apoyo” a la huelga de los trabajadores del Palacio Euskalduna

Ezker Anitza-IU ha querido mostrar su apoyo a las trabajadoras y trabajadores de Eulen que trabajan en el Palacio Euskalduna y que el pasado 28 de Diciembre iniciaron una huelga de carácter indefinido.

Para la formación de izquierdas, la situación de estas trabajadoras y trabajadores es tremendamente precaria teniendo jornadas laborales interminables con cantidad de horas extra no necesariamente bien remuneradas, y una flexibilidad en el horario de entrada y salida en función de las necesidades puntuales del Palacio Euskalduna que no les permite desarrollar su vida personal o poder conciliar desde el punto de vista familiar.

La organización de IU en Bizkaia quiere por tanto, por boca de su coordinador territorial mostrar su «total apoyo a las trabajadoras y trabajadores de Eulen en huelga» así como subrayar el «seguimiento prácticamente total por parte de las trabajadoras y trabajadores de la subcontrata del Palacio Euskalduna». Además, Xabi Jiménez ha querido recordar que esta situación deriva de la «política de subcontratación llevada adelante por parte de la Diputación Foral de Bizkaia y del Palacio Euskalduna, cuyo gerente, Andoni Aldekoa fue puesto directamente a dedo por el Diputado General de Bizkaia, Unai Rementería»

Por lo tanto, para la coalición anticapitalista «Rementería es directamente responsable de la situación de precariedad en la que trabajan casi una cincuentena de empleadas y empleados de Eulen que hacen tareas de todo tipo junto a las trabajadoras y trabajadores directos de Palacio Euskalduna. Sin embargo, las personas subcontratadas-la gran mayoría- disponen de unas condiciones laborales exponencialmente peores».

Además, según Jiménez «es lamentable que a estas alturas el gobierno foral no se haya pronunciado en contra del intento por parte de la gerencia del Palacio Euskalduna-elegida por el Diputado General- de subcontratar a otras dos empresas distintas para evitar los efectos de la huelga en la programación, violando así el derecho a la huelga de las trabajadoras y trabajadores que protestan por sus paupérrimas condiciones».

Por lo que, desde Ezker Anitza-IU han pedido un «esclarecimiento político de los hechos y la depuración de responsabilidades» y la «implicación directa de la Diputación Foral en la resolución de este conflicto, garantizando una mejora sustancial de las condiciones de trabajo de las empresas subcontratadas y aplicando las tan anunciadas clausulas sociales en la contratación pública, que por lo visto, el gobierno foral no tiene intención de poner en marcha pese a haberlo anunciado en las Juntas Generales de Bizkaia en repetidas ocasiones».