Ezker Anitza-IU lamenta que no se haya abierto debate social sobre los usos de Lemoiz

La formación de izquierdas denuncia que el proyecto de crear una piscifactoría anunciado por el Gobierno Vasco no ha pasado por ningún proceso participativo abierto a los agentes sociales y plantea una “financiación pública para un uso privado” La alternativa de Ezker Anitza-IU para los terrenos de la antigua central nuclear de Lemoiz pasa por construir una planta 100% pública de cogeneración renovable solar y eólica, con capacidad para abastecer a más de 11.700 viviendas, cerca de 46.800 habitantes. “Una alternativa a Petronor”, subrayan, “generadora de empleo y que avanza en la vía de la soberanía energética”.

Ezker Anitza-IU ha presentado este domingo, frente a las oficinas del Ente Vasco de la Energía en Bilbao, su proyecto para los terrenos de la antigua central nuclear de Lemoiz, situada en la cala de Basordas.

La apuesta de Ezker Anitza-IU, tal y como ha explicado el coordinador de la formación en Bizkaia, Xabi Jiménez, consiste en el aprovechamiento del espacio para la puesta en marcha de “una planta 100% publica de cogeneración renovable, solar y eólica mayormente, con capacidad para abastecer a 11.700 viviendas, cerca de 46.800 habitantes”. El coste de la propuesta, como ha detallado Jiménez, “supondría una inversión pública de unos 20 millones de euros-5 menos que la mejor opción planteada por el Gobierno Vasco para la piscifactoria- y podría estar amortizada en unos 16 años”.

El parlamentario de Ezker Anitza-IU, Iñigo Martínez, ha criticado el proyecto anunciado por el Gobierno Vasco que pasa por construir una piscifactoría. “Teniendo en cuenta que los terrenos de la antigua central nuclear son estratégicos y tremendamente simbólicos, esperábamos un proceso participativo para decidir su uso, abierto a la mayor parte de agentes sociales y no lo ha habido”, ha afirmado Martínez.

El proyecto del Gobierno Vasco es un proyecto en principio financiado con dinero público, pero que tiene por destino un uso privado”, recuerda Jiménez. “De hecho, los responsables de Azti y la consejera Tapia ya han hablado del interés de inversores noruegos y franceses”.

Según Martínez, “la alternativa de Ezker Anitza-IU es una alternativa al modelo Petronor, basado en las energias fósiles y generadora de empleo y soberanía energética, especialmente en un territorio como Euskadi, donde sólo un 7% de la energía que consumimos-muy por debajo de la media de la UE proviene de fuentes renovables”, ha subrayado.