UdalBerri – Bilbao en Común quiere hacer frente a futuras crisis provocadas por el cambio climático, los desastres naturales o los conflictos socio-políticos a través de una comisión interdisciplinar sobre resiliencia urbana

UdalBerri – Bilbao en Común quiere hacer frente a futuras crisis provocadas por el cambio climático, los desastres naturales o los conflictos socio-políticos a través de una comisión interdisciplinar sobre resiliencia urbana

El grupo municipal UdalBerri-Bilbao en Común pedirá en el pleno ordinario del mes de noviembre la creación de una Comisión Municipal Interdisciplinar sobre Resiliencia Urbana en la Villa.

Los objetivos de esta comisión pasarían por diseñar los diferentes planes de contingencia interdepartamentales en los cuales se aborde la resiliencia desde todas sus fases. Desde la coalición formada por Podemos, Ezker Anitza – IU y Equo  recuerdan que la resiliencia urbana hace referencia a la capacidad de una ciudad para restablecer su funcionamiento ante cualquier situación de crisis o incluso para evitar las propias situaciones de crisis, las cuales pueden estar provocadas por cuestiones tan diversas como el cambio climático, los desastres naturales, conflictos socio-políticos o económicos, la escasez de energía o incidentes sobre ciberseguridad.

Según personas expertas internacionales, desde el punto de vista económico, es muy importante resaltar que por cada euro invertido en la preparación frente a posibles desastres se calcula que se pueden ahorrar entre cinco y diez euros en pérdidas económicas.

Carmen Muñoz, portavoz de UdalBerri, ha afirmado que desde la coalición defienden rotundamente el derecho a vivir en una ciudad más sostenible y más segura. “Es el momento de avanzar y dar institucionalmente un paso decidido hacia la resiliencia urbana, con el objetivo de convertir Bilbao en un lugar más habitable y seguro. ¿Estamos preparadas para un ataque cibernético, por ejemplo? ¿Sabemos cómo hacer frente a una situación de crisis de forma que la ciudadanía se sienta segura? Es nuestra obligación adoptar medidas preventivas siguiendo el ejemplo de otras ciudades que ya han tomado cartas en el asunto, además de por seguridad, también porque es una forma de ahorro mediante la optimización de los recursos municipales”.