Salud muestra su preocupación por el impacto que tiene sobre el empleo de la platilla de vendedores de la ONCE, la venta de los juegos a través del llamado Canal Físico Complementario

Isabel Salud, Diputada de IU en el Congreso por el Grupo Confederal Unidos Podemos y Coordinadora de Ezker Anitza-IU, ha mostrado su preocupación por el impacto que tiene sobre el mantenimiento del empleo de la plantilla de la ONCE, la venta de los juegos de la ONCE a través del llamado Canal Físico Complementario (CFC).

Salud ante la comparecencia del Vicepresidente primero del Consejo General de la ONCE, celebrada en el Congreso, para que informara de dicho impacto en términos de destrucción de empleo y sobre la calidad, temporalidad y rotación del mismo, ha señalado “su decepción por sus informaciones y sus conclusiones”.

En el año 2010, el Gobierno autorizo a la ONCE la comercialización de sus productos de juego a través de establecimientos como gasolineras, estancos, quioscos de prensa y, posteriormente, a supermercados, oficinas de Correos y otros, llamado Canal Físico Complementario.

La Coordinadora de Ezker Anitza-IU ha criticado que este Canal “se puso en marcha sin que se sujetara a la creación de empleo y tenencia de personas con discapacidad en la Plantilla de los establecimientos”.  Este sistema pone en peligro los empleos de la plantilla de la ONCE “porque la venta se traslada  más al Canal Físico Complementario y menos a la plantilla de personas ciegas”, que, además “tienen que alcanzar un mínimo de ventas diarios, que si no lo alcanzan pueden ser despedidos por baja rentabilidad”.

Salud ha señalado que esto es “especialmente grave si tenemos en cuenta que el espíritu fundacional de la ONCE, nacida en 1938, para conseguir una vida independiente para las personas con discapacidad, y esto sólo es posible, teniendo un empleo”.

También resulta alarmante los expedientes con sanción y hasta despidos de trabajadores ciegos con imputación de “baja rentabilidad” o la sustitución de un vendedor ciego en un centro comercial por el Canal, perdiendo su condición de trabajador de la ONCE, o las sentencias judiciales que han sido declaradas “improcedentes” por un juez, o que no puedan acercarse los vendedores de la ONCE a los establecimientos donde se venden los juegos.

La Diputada de IU ha interrogado al Vicepresidente del Consejo General de la ONCE acerca de “la desaparición de la plantilla de vendedores ciegos de la ONCE” y, por tanto, “la perdida de los empleos, por no poder competir con las grandes superficies”.

Salud ha concluido insistiendo que continuaran “defendiendo los empleos de la plantilla de la ONCE porque aseguran  la  autonomía y la calidad de vida a aquellas personas con discapacidad”, y por ello, “con más dificultades para integrarse, en igualdad de condiciones, en el mercado laboral”.