UdalBerri pide la incorporación de compra y contratación verde en el Ayuntamiento de Bilbao

El grupo Municipal Udalberri-Bilbao en Común insta al Equipo de Gobierno a que desarrolle una política municipal de compra y contratación verde que contribuya a la gestión racional y al correcto aprovechamiento de los recursos naturales.

Esto a petición de la coalición se haría mediante la incorporación progresiva de criterios ambientales en la compra de productos y en la contratación de servicios de las distintas áreas y organismos dependientes. Además, se incluirían estos mismos criterios en los pliegos para la adjudicación de los concursos de consultoría, asistencia, obras y servicios, así como para las empresas que opten a ofrecer servicios. Asimismo se incorporarían las tecnologías más eficientes desde el punto de vista energético en todas las obras de rehabilitación y reforma.

La coalición formada por Podemos, Ezker Anitza, Equo e independientes, considera que los ayuntamientos deben jugar un papel básico en la adopción de buenas prácticas que además de contribuir directamente a la preservación del medio ambiente, supongan un ejemplo de buen gobierno. “Creemos que nadie a estas alturas pone en duda los beneficios ambientales de este tipo de contratación que conlleva la mejora de la calidad de vida de las personas. Sin embargo, se necesita un fuerte impulso político para que no sea un lavado de cara de las administraciones. El Ayuntamiento como institución más cercana a la ciudadanía debe adquirir un compromiso real y efectivo a tal efecto. Es lo que pediremos en el pleno de este mes”, ha declarado Carmen Muñoz, portavoz de UdalBerri.

El volumen de compra y contratación de la Administración Pública Vasca supone un 14% del PIB

La denominada compra y contratación pública verde es un proceso por el cual las administraciones tratan de adquirir mercancías, servicios y obras con un impacto medioambiental reducido. Este tipo de política considera no sólo los aspectos económicos o técnicos, sino también el impacto ambiental de los mismos en todo su ciclo de vida.

Además, la introducción de estos criterios en la contratación pública es importante ya que el volumen de compra y contratación de la Administración Pública Vasca supone un 14% del PIB, por tanto un cambio hacia la adquisición de productos y servicios ambientalmente más eficientes supone un importante impacto en la reorientación hacia un modelo de producción más sostenible para nuestro territorio.