Isabel Salud: “la unidad es la única manera de hacer frente a la precariedad”

Isabel Salud, diputada de Ezker Anitza-IU en el grupo confederal de Unidos Podemos y Coordinadora General de la formación, ha afirmado que se han sumado a las movilizaciones para denunciar “el ataque a los derechos y conquistas laborales de la clase trabajadora” y en consecuencia,  “el avance de la pobreza en nuestra sociedad”.

Salud ha sostenido que Ezker Anitza-IU está centrada en revindicar la “unidad de clase, en la unidad de los trabajadores y las trabajadoras y de los colectivos sociales y sindicales que sufren las consecuencias de las políticas neoliberales puestas al servicio de las grandes empresas y del capital mientras castigan a la mayoría de la ciudadanía”. “La unidad es la única manera de hacer frente a la precariedad”, ha añadido.

La diputada ha denunciado que los continuos “cantos de sirena” de los Gobiernos del PNV-PSE y del PP sobre la “supuesta” recuperación económica, “chocan continuamente con la realidad de la juventud que tiene que salir del país en busca de empleo, con la realidad de las mujeres con empleos parciales y precarios, con la realidad de pensionistas que ven reducida, año tras año, su pensión y en general, con la realidad de los trabajadores y las trabajadores con salarios de miseria que ven dinamitadas conquistas laborales logradas a lo largo de muchos años y muchas luchas obreras”.

A esto se le une, según Salud, “la bochornosa corrupción, el robo, la impunidad y el expolio de lo público para el enriquecimiento personal que resulta insoportable e impropio de un sistema democrático y que pone de manifiesto que el sistema político actual está contaminado, corrupto y necesitado de un cambio profundo y urgente, de una regeneración democrática y transparente de las instituciones”.

Es por ello que la coordinadora de Ezker Anitza-IU ha llamado a la “unidad, la unidad amplia, y en torno a unos objetivos comunes que tengan como objetivo un cambio radical de las políticas aplicadas por los Gobiernos de Vitoria y Madrid. Una unidad que ponga la economía al servicio de la clase trabajadora, empezando por los sectores estratégicos como la banca, la energía y el transporte. Una unidad concreta, desde las legítimas diferencias, pero con un objetivo común: la defensa de los derechos de la clase trabajadora y la regeneración democrática”