Ezker Anitza-IU Bizkaia acusa a la Diputación Foral de reducir el derecho a huelga de las trabajadoras de las Residencias

Ezker Anitza-IU Bizkaia ha lamentado que la Diputación Foral de Bizkaia haya querido intervenir de la peor de manera en el conflicto de las residencias del territorio, mediante la presentación de un recurso al decreto de servicios mínimos del Gobierno Vasco cuya resolución, de forma cautelar, recoge que se elevarán hasta el 80% en todos aquellos geriátricos cuyos residentes sufran un alto nivel de dependencia.

La formación de izquierdas lamenta profundamente que la reacción frente al conflicto haya sido exigir un aumento de los servicios mínimos, evitando así que más trabajadoras puedan adherirse a la huelga de forma voluntaria.

Para Izquierda Unida en Bizkaia, es incongruente que la Diputación considere que los servicios mínimos deben ser superiores al 80%, porque quiere decir que el servicio prestado los días sin huelga está "muy cercano de ser un servicio mínimo". Algo que a juicio de la organización de izquierdas "debería revisarse, y es precisamente aquello por lo que las trabajadoras están acudiendo a las movilizaciones".

En ese sentido, la reclamación del ejecutivo foral sólo responde  a la defensa de los intereses de la Diputación y no del conjunto de personas residentes dependientes y sus familias. Ezker Anitza-IU Bizkaia ha querido recordar que  las residencias concertadas reciben financiación por parte de la Diputación Foral, con el objetivo de subcontratar un servicio de atención y asistencia a las personas mayores que es competencia de la institución presidida por Unai Rementeria.

El conflicto nace por tanto, "en el momento que el ente foral decide acudir a la subcontratación para ofrecer un servicio que es su responsabilidad directa". Además han recodardo que "la llave para  solucionar este conflicto la tiene  igualmente la Diputación, que es la que financia el 70% de las camas del sector con dinero público mientras hay patronales que se están  lucrando de las malas condiciones que tienen las trabajadoras y de ofrecer un servicio en algunos casos muy mejorables".

Por todo ello, Ezker Anitza-IU ha exigido a la responsable foral que deje de escudarse en argumentos vacuos y aborde, de una vez por todas este conflicto con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo y el servicio prestado en un sector tan importante como el de las residencias.