Ezker Anitza-IU llama a secundar la huelga en educación del 9M

Ezker Anitza-IU llama a secundar la huelga general de educación convocada por sindicatos, AMPAs y organizaciones estudiantiles para el 9 de marzo. Una jornada de protesta para exigir al Gobierno del Estado “revertir los recortes en educación, el incremento presupuestario destinado a la educación pública, la derogación de la LOMCE, un sistema de becas que garantice la igualdad de oportunidades, la bajada de tasas y eliminación de las contrarreformas universitarias y de las prácticas no remuneradas en Formación Profesional”.

La formación de izquierdas considera fundamental “conseguir la recuperación de las plantillas docentes, la dignificación de las condiciones laborales del profesorado, el freno a la privatización del sistema educativo, la bajada de ratios de alumnado por aula, recuperar todas las medidas de inclusión y atención a la diversidad y un acuerdo social por un pacto educativo donde la comunidad educativa sea su protagonista principal”.

Según el área de juventud de Ezker Anitza-IU, “llevamos años denunciando el proceso de elitización al que la educación está siendo sometida” y reformas como la LOMCE, “que segregan al estudiantado a base de reválidas, recortes en plantilla, empeoramiento de las condiciones del profesorado, o el encarecimiento de tasas y la supresión de becas, entre otras muchas medidas, son el reflejo del continuo menosprecio del Gobierno hacia la escuela pública”.

La organización política denuncia, además, que en Euskadi en 2016 se destinaron 473 millones de euros menos a Educación respecto a 2009 y, no sólo eso, también “ha quedado clara la apuesta del Gobierno vasco por la educación privada”. Según Ezker Anitza-IU, un ejemplo de ello es que “en el año 2016 se destinaron 1.332.000€ para poner en marcha programas para fomentar el bilingüismo en la enseñanza privada, mientras que en la pública la cantidad fue visiblemente inferior, con una partida de 708.000€”.

La formación de izquierdas recuerda que “con menos profesorado y más alumnado por clase se ven disminuidos los proyectos educativos” y que “las bajas de las y los profesores no se están cubriendo hasta el sexto día, a lo que hay que añadir la alta temporalidad”. Ezker Anitza-IU hace hincapié en que el informe PISA “no es su modelo de evaluación” aunque destaca que “los resultados bajaron entre 2009 y 2012, precisamente cuando se redujeron los presupuestos destinados a educación en 473 millones de euros”.