Ezker Anitza-IU pregunta al PNV cómo piensa cubrir las necesidades sociales sin ingresos públicos

Después de la reunión del Consejo Vasco de Finanzas celebrado este lunes, la Coordinadora General de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, ha preguntado al PNV “cómo piensa cubrir las necesidades sociales si no hay ingresos públicos”. La formación de izquierdas propone “revertir la política de los recortes” con “un aumento de impuesto de sociedades, pagando sobre los beneficios y acercando el tipo de las rentas del capital con las rentas del trabajo, sin olvidar la lucha contra el fraude fiscal”, tal y como ha recordado Salud, “apostamos por un aumento de los ingresos, para generar empleo público, dinamizar la economía y mejorar los servicios públicos”.
 
La Coordinadora General de Ezker Anitza-IU subraya que “la política de recortes solo ha servido para empobrecer a la mayoría social y favorecer a una minoría enriquecida”. Además, lamenta que el Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, haya anunciado su intención de mantener el impuesto de sociedades tal y como se encuentra en la actualidad, “haciendo caso a las peticiones de la patronal y en detrimento del conjunto de trabajadoras y trabajadores del territorio, haciendo política fiscal a la medida de CONFEBASK”.
 
Salud considera “inaceptable” que el Diputado General de Bizkaia “reitere que no habrá recortes, cuando las cuentas aprobadas por su propio ejecutivo así lo reconocen”. En ese sentido, la también diputada de Ezker Anitza-IU en la coalición Unidos Podemos, ha recordado el recorte presupuestario real impuesto por la Diputación Foral de Bizkaia de 43 millones de euros respecto a lo presupuestado hace escasamente un año, en “elementos importantes” como el IFAS, al que se le ha retraído cerca de un millón de euros de financiación.
 
Por todo ello, ha exigido la necesidad de "abrir el debate sobre el modelo fiscal y especialmente los mecanismos para corregir el desfase importante entre las rentas del capital y del trabajo" y poner en marcha medidas concretas para hacer que "las financiaciones de los servicios públicos no recaigan exclusivamente sobre las trabajadoras y trabajadores sino también sobre las empresas que, con el modelo actual, pagan porcentualmente menos que cualquier persona que abona su IRPF". “Un debate y unas medidas indispensables para evitar los recortes y hacer del sistema fiscal una herramienta más justa y equitativa”, concluye Salud.