Ezker Anitza-IU pide la abolición de la prostitución y acabar con la trata de mujeres

Tras conocerse el desmantelamiento en Bilbao de una red internacional de prostitución y la liberación de tres mujeres que habían sido captadas con engaños en Nigeria, Ezker Anitza-IU ha insistido en la necesidad de “abolir la prostitución y acabar con la trata de mujeres”, por lo que ha instado a las instituciones a que se actúe “con celeridad” para acabar con esta situación que “afecta a millones de mujeres en todo el mundo”.

La diputada IU en la coalición Unidos Podemos y Coordinadora General de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, registró el mes pasado una pregunta en el Congreso de los Diputados en la que la formación emplazaba al Gobierno a que “disminuya la demanda de prostitución penalizando al prostituidor”. “Es necesario acabar con la prostitución y trata de mujeres y niñas en España, que se ha convertido en un país de turismo sexual, en el que se abusa, se explota y agrede a mujeres y niñas”, afirma Salud. Y, para ello, “es necesario penalizar al prostituidor, ya que, tal y como señala la UE y la ONU, sin demanda, no habrá trata ni prostitución”, añade.

La formación de izquierdas preguntó al Gobierno si tiene pensado “incorporar esta prioridad en el Plan Integral de lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual 2015-2018” y “cuáles son los resultados de dicho plan en materia real de prostitución en el Estado desde su entrada en vigor.” Salud recuerda que España es el segundo país, preferido para comprar sexo después de Italia, donde existen más de 15.000 burdeles y pisos privados en los que se estima que ejercen la prostitución más de 45.000 mujeres, que son trasladadas de un sitio a otro por las mafias que trafican con sus cuerpos.

“El 95% de las prostitutas están coaccionadas, la mayoría reclutadas y transportadas por las mafias a través de tráfico ilegal de personas, el 62% son seropositivas y el 69% ha sufrido alguna agresión física o psíquica” recuerda Salud, “a lo que tenemos que añadir que entre el 90% y el 95% son extranjeras ilegales, introducidas en España por las mafias”.

“Si queremos una sociedad justa, libre y democrática solo lo podremos conseguir respetando los derechos de todas las que viven en ella”, ha concluido la Coordinadora General de Ezker Anitza-IU.