Ezker Anitza-IU inicia una campaña contra la pobreza energética para evitar el corte del suministro por razones económicas

Ezker Anitza-IU ha puesto en marcha una campaña contra la pobreza energética a través de la presentación de mociones en ayuntamientos y Juntas Generales y también trabajará desde el Parlamento vasco y el Congreso, donde se hará hincapié en la elaboración de una Ley para prevenir la pobreza energética. Además, pondrá en marcha mesas informativas y charlas en los tres territorios.

Entre las propuestas de Ezker Anitza-IU, según su Coordinadora General y diputada de IU en Unidos Podemos, Isabel Salud, destacan “la prohibición de cualquier suministro por razones económicas en primera vivienda, un Bono Social para garantizar el suministro a todas las personas y la creación de un Plan de rehabilitación del parque de vivienda para mejorar la eficiencia energética y la calidad de vida”.

Además, desde las instituciones se impulsará la compra pública de energía en el ámbito de las renovables, algo que “supondría un ahorro público de alrededor de un 20% en la factura de las instituciones públicas, tal y como ya lo hacen muchas empresas y consorcios” y también se apostará por las Cooperativas de Suministro de Energía alternativas a las grandes multinacionales, como Goiener o Som Energia. Salud destaca que “la pobreza dificulta el acceso a los suministros básicos” y que “llevamos años inmersos en una crisis del sistema capitalista que está dibujando una sociedad dónde la precariedad es y será nuestro pan de cada día”. “Esto nos afecta a todas las personas, en mayor o menor medida, y ha ocasionado que miles de personas en Euskadi no puedan afrontar los gastos más básicos de luz, agua y calefacción”, añade.

La diputada de IU subraya que Ezker Anitza-IU siempre ha defendido “la nacionalización de al menos una empresa energética con el objetivo de garantizar el suministro a la ciudadanía, además de ser una apuesta clara por un nuevo modelo energético que apueste por las renovables. La energía es de todos y todas”.

El portavoz de Ezker Anitza-IU y parlamentario de Elkarrekin Podemos, Iñigo Martínez, recuerda que “desde el inicio de la crisis, el número de personas que no pueden mantener una temperatura suficiente en su casa durante el invierno ha aumentado en Euskadi un 167% según datos del propio Gobierno Vasco”. “En 2014 eran alrededor de 235.000 personas cuando en 2008 no llegaba a las 90.000 mientras que, por otro lado, en 2014 la población afectada por cortes de suministro de servicios energéticos en el hogar (incluyendo agua, luz o teléfono) afectó a 38.255 personas frente a las 35.191 de 2008”, destaca Martínez.

La parlamentaria de IU en el Congreso, Eva García Sempere ha recordado que el Partido Popular “ha puesto al frente del Ministerio a uno de los gemelos Nadal, responsables del impuesto al sol con un perfil neoliberal y antisocial, que no tiene interés en saber los problemas de la ciudadanía para pagar las facturas de la luz”.

Ezker Anitza-IU afirma que la pobreza energética afecta a la salud de las personas provocando o agravando enfermedades respiratorias y cardiovasculares. También a la economía, porque muchas compañías exigen tasas de reposición una vez cortado el suministro sin tener en cuenta las causas y a la calidad de vida y el bienestar, ya que al tener que realizar un esfuerzo relativo mayor para el pago de suministros básicos se pierde poder adquisitivo, por ejemplo, para llenar el carro de la compra o en la educación.

La formación de izquierdas también ha hecho hincapié en las afecciones al medio ambiente, por el sobreconsumo energético en las viviendas humildes que no han sido rehabilitadas para tener una mayor eficiencia energética.