Ezker Anitza-IU se felicita por el reconocimiento de Hassanna Aalia como refugiado político

Ezker Anitza-IU ha mostrado su satisfacción tras conocerse la resolución judicial de la Audiencia Nacional que ha concedido el asilo político al activista saharaui Hassanna Aalia y ha ratificado que su detención fue “ilegal”.

El parlamentario electo de Ezker Aniza-IU en Elkarrekin Podemos, Iñigo Martínez, ha mostrado su satisfacción por que se haya hecho “justicia” en el caso del joven saharaui, condenado a cadena perpetua por Marruecos, y “se le haya reconocido su condición de refugiado político, además de reconocer que su detención fue ilegal”. Martínez asegura que “es necesario continuar con la lucha contra las condenas de Marruecos que van a juzgarse en las próximas semanas” y añade que “habría que suspender los acuerdos políticos y comerciales con el Gobierno marroquí mientras continúe la ocupación del Sahara y la vulneración de los derechos humanos con la población saharaui y el propio pueblo de Marruecos”.

Hafed Moulud, responsable de Paz y Solidaridad de Ezker Anitza-IU también ha mostrado su alegría por la noticia y considera que “la Audiencia Nacional ha corregido la decisión del Ministerio del Interior, que le había dictado una orden de expulsión a Hassanna Aalia”. “Nos alegramos de que se haya hecho justicia y que se hayan cumplido las reglas que dicta el derecho internacional” ha destacado Moulud.

El activista es una de las personas que Marruecos juzgó por la participación en las protestas de Gdeim Izik, a 12 kilómetros de El Aaiún, en apoyo del pueblo saharaui y contra la ocupación de Marruecos del Sáhara Occidental en 2010. Fue condenado a cuatro meses de cárcel y posteriormente, cuando se encontraba en Euskadi cursando una beca de estudios, le fue comunicada una nueva condena, cadena perpetua, por un tribunal militar.

Varias organizaciones en favor de los derechos humanos ya habían condenado el proceso militar contra los activistas por no ofrecer suficientes garantías, además de recoger las denuncias de torturas en los interrogatorios.