Amaia Martínez: “Necesitamos ser decisivos el 25-S para poder evitar un gobierno de concentración neoliberal en torno al PNV”

La candidata de Elkarrekin Podemos, Amaia Martínez, ha asegurado en el acto realizado este lunes en Ortuella que el Gobierno Vasco “a través de una adecuada gestión del presupuesto autonómico”, tiene la “obligación de luchar contra la disgregación social, a favor de un desarrollo equilibrado del conjunto de Euskadi, y de las clases, capas sociales o segmentos de población que habitan en el mismo”.

Martínez apuesta por una normativa fiscal progresiva que permita políticas redistributivas “posibilitando la potenciación de los servicios públicos y el tratamiento económico diferenciado en función de la renta, la lucha contra el fraude fiscal, la detección y eliminación de gastos superfluos de la administración, la mejora de las políticas redistributivas y la modificación del impuesto de sociedades.” Por ello la coalición apuesta por “aplicar la progresividad en las tablas de IRPF, en los tipos del impuesto y en sus tramos, bajándolos a las rentas más bajas y subiendo los tipos para las rentas medias altas y altas, cuyos máximos imponibles deberán ser revisados”. Elkarrekin Podemos considera necesario recuperar el impuesto de sucesiones y donaciones y aumentar el Impuesto del Patrimonio.

En cuanto al Fraude Fiscal, la coalición propone aumentar todos los aspectos de la inspección y la detección del fraude y el número de inspectores/as y de inspecciones, las partidas económicas en función del aumento de recursos, personales y técnicos, utilizar mejores bases de datos extrafiscales y crear una Policía Tributaria que trabaje coordinada con resto de instituciones. “Se ha utilizado el Concierto Vasco, un potente instrumento fiscal, que podría haber beneficiado a las clases más desfavorecidas, para beneficiar al grupo hegemónico, cuyos intereses defiende a través de una larga cadena de favores y regalos fiscales a las rentas del capital”, afirma Martínez. “A unos cuantos les va su status quo en ello si El Partido no alcanza el poder, pero a la mayoría de la población vasca le va su futuro, por eso necesitamos ser decisivos el próximo 25 S, para poder evitar un gobierno de concentración neoliberal en torno al PNV” ha concluido.