Ezker Anitza-IU pide a Rementeria que el mal dato en la recaudación no sea “la excusa perfecta” para “sacar la tijera” en los servicios públicos y sociales

Después de que la Diputación Foral de Bizkaia haya dado a conocer una bajada del 2’8% en la recaudación de impuestos del primer cuatrimestre, con más de 66 millones de euros menos, situándose en 2.305 millones, Ezker Anitza-IU vuelve poner en valor “la necesidad de una reforma fiscal en profundidad”.

La formación pide al Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, que “el mal dato en la recaudación de impuestos no sea la excusa perfecta para sacar la tijera”. “Ya que la diputación habla de priorizar el gasto, esperemos que su prioridad sean las y los vizcaínos que más están sufriendo la crisis”, por lo que pide al ente foral “que no recorte en servicios públicos y sociales”. La bajada de la recaudación en Bizkaia llega tan solo unos días después de que se conociera que en Álava el descenso ha sido de un 4,1% hasta abril, 18,6 millones menos que en 2015.

Ezker Anitza-IU afirma que, en los años previos a la crisis, “PNV, PSE y PP acordaron rebajas en el IRPF, impuesto de sociedades y patrimonio con el argumento de que el mero crecimiento de la economía incrementaría los ingresos”. “Se trata de una receta desmentida ahora”, según la organización política, “cuando ha aumentado el PIB un 2,8% y la recaudación ha sido menor”. Por tanto, Ezker Anitza-IU ve “necesario” realizar un “cambio de orientación” y “pasar de la recaudación impositiva de los impuestos indirectos como el IVA, a la lógica impositiva de los impuestos directos como el IRPF, Sociedades y Patrimonio”. Con esta medida, asegura la formación política, “pagarían más los que más tienen y se dejaría de castigar a la clase trabajadora”.

PROPUESTAS

Ezker Anitza-IU propone una subida del tipo máximo del IRPF hasta un 75% (al igual que en Francia), equiparar las rentas del capital y las rentas de trabajo e impulsar los Impuestos sobre la riqueza, incrementando el de Patrimonio y recuperando el de las grandes Herencias. La formación cree necesario aumentar el tipo nominal del Impuesto sobre Sociedades, que grava los beneficios (del 28% al 35%) y subir el efectivamente pagado a través de la una significativa reducción de las deducciones existentes, que suponen 600 millones de euros de gastos fiscales.

Ezker Anitza-IU apuesta por la creación de una Banca Pública que facilite el crédito a PYMES, autónomos y familias, y la articulación de un plan de lucha contra el fraude fiscal, “unificando las bases de datos y los equipos de inspección de las tres haciendas forales, y colaborando con la Agencia Tributaria Estatal y las Haciendas de otros países para acabar con los paraísos fiscales”.