El Área de la Mujer de Ezker Anitza-IU muestra su preocupación ante la ola de violencia machista de este verano y su rechazo a las últimas declaraciones del Obispo Munilla

Desde el Área de la Mujer de Ezker Anitza-IU queremos mostrar nuestra repulsa ante la ola de violencia machista que parece no cesar este verano. En lo que va de año llevamos contabilizadas 63 mujeres asesinadas (según datos de feminicidio.net), todo esto acompañado de incontables casos de agresiones sexuales.
 
Solamente en Euskadi durante el mes de Agosto tenemos un recuento escalofriante:
– Siete casos de agresiones en Araba
– Cuatro casos de agresiones en Getxo en tan solo ocho días
– Otro caso de agresión sexual a una menor de edad en Barakaldo
– Un asesinato machista en Abusu/La Peña
– Dos casos de agresiones sexistas en Aste Nagusia de Bilbao.
 
A nivel estatal estas cifras alarmantes continúan. Estos son los casos de los que tenemos constancia porque bien es sabido que aunque cada vez más mujeres dan un paso adelante y se animan a denunciar, todavía existe un gran estigma sobre nosotras. Prueba de ello son las bochornosas declaraciones de la concejala del PP  de Málaga cuando expresó textualmente que “el año pasado las niñas iban con las bragas en la mano para que se le secaran”. Ante declaraciones como éstas, vergonzosas por parte de un cargo público que tiene que dar ejemplo en la lucha contra la violencia de género, tenemos la obligación de señalar que ninguna vestimenta es indicio de que queramos ser agredidas sexualmente.
 
Por ello, nos vemos en la obligación de denunciar las situaciones en las que las mujeres seguimos teniendo que justificarnos y dar explicaciones ante agresiones sexistas como los tocamientos, y la dura situación que muchas mujeres víctimas de agresiones sexuales y de violencia machista deben soportar tanto en el ámbito civil como en el ámbito legal al ser cuestionadas continuamente.
 
Por otra parte, queremos felicitar el trabajo del movimiento feminista que está reaccionando ante cada agresión y asesinato, convocando de manera incansable concentraciones y manifestaciones para visibilizar una realidad implacable: que nos están matando. Constatamos cómo este año, probablemente como reacción al incremento de agresiones, cada vez más personas acuden a las movilizaciones para mostrar su repulsa.
 
Igualmente queremos mostrar nuestro desacuerdo con las últimas declaraciones del Obispo de Donostia José Ignacio Munilla, al afirmar que “lo políticamente correcto, finalmente convertido en ley, se identifica con la ideología de género, que tiene en su agenda la deconstrucción del matrimonio y la familia”. Lamentamos profundamente que el obispo identifique el género con la destrucción de valores cuando justamente entendemos que es lo contrario, una herramienta para que las mujeres exijamos nuestros derechos. Cuando las mujeres se dotan de una perspectiva de género es cuando deciden en libertad cómo regir sus vidas, es cuando son libres para decidir si quieren o no tener hijos/as, si quieren o no casarse con un hombre, o si lo prefieren con una mujer o si por el contrario rechazan tener una familia. Supone la emancipación de las mujeres para ser dueñas de sus propias vidas y vivirlas como quieran sin sentirse culpables por la moral judeo-cristiana.
 
Desde el Área de la Mujer de Ezker Anitza-IU esperamos que las personalidades religiosas influyentes sean responsables de sus palabras y no tergiversen un movimiento que busca la igualdad entre hombres y mujeres. Esperamos también que las instituciones políticas se contagien de esta ola de rechazo social e implementen de una vez por todas políticas efectivas para acabar con este problema de Estado, y que se depuren responsabilidades a cualquier cargo público que haga alarde de declaraciones sexistas. La situación es alarmante y la respuesta para combatir esta lacra no puede sino estar a la altura.