Ezker Anitza-IU de Bilbao rechaza la recalificación de suelo de la Ikastola Urretxindorra para construir un Mercadona

El próximo pleno del ayuntamiento de Bilbao debatirá la propuesta de aprobación inicial de la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana en relación a las edificabilidades permitidas en la parcela sita en Martin Barua, 21 (Ikastola Urretxindorra), de acuerdo al documento presentado por los Servicios Técnicos Municipales. De esta manera, se comienzan los trámites para la modificación del régimen de los patios de la ikastola, requisito indispensable para la venta de los mismos a la cadena de supermercados Mercadona.

 
De esta manera, la cadena, con una larga tradición de precariedad laboral y persecución sindical a sus espaldas, le gana la partida al barrio convenciendo a la ikastola y el ayuntamiento de la necesidad de convertir el patio de un centro educativo en un parking y un centro comercial que ofrecerá 40 puestos de trabajo en condiciones de precariedad absoluta en una de las empresas con mayores márgenes de beneficio del Estado. En los últimos cuatro años, Mercadona ha despedido ha casi 10.000 trabajadoras y trabajadores en todo el estado, en muchos casos, alegando falsedades o presionando a las personas empleadas con el fin de no pagar indemnización por despido. Por lo general eran personas con una larga trayectoria en la empresa cuyo salario era derivado de esa antigüedad algo mejor que el del resto de la plantilla.
 
Además, la instalación de Mercadona colaborará en desmantelar un poco más si cabe la ya precaria situación del pequeño comercio local, familiar y de barrio de San Adrían y Miribilla, que tendrá que competir con el dumping social que promueve el gigante supermercado.
 
Por todo ello, desde Ezker Anitza-IU de Bilbao lamentamos que el equipo de gobierno de la villa avale la modificación del PGOU que supondrá la perdida de un espacio escolar y de ocio para las y los niños de San Adrían y Miribilla en beneficio una vez más de los intereses comerciales de una gran superficie que amenaza con destruir el empleo generado por el pequeño comercio local a base de explotar a sus trabajadoras y trabajadores.