IU APOYA MÁS FONDOS PARA EL PROGRAMA ERASMUS+ PERO DENUNCIA EL APOYO DE LA EUROCÁMARA A LAS BECAS-PRÉSTAMOS

19-11-2013
Hoy el pleno del Parlamento Europeo ha aprobado el informe titulado "Erasmus para todos", con una abrumadora mayoría -632 votos a favor, 29 en contra y 30 abstenciones- lo que supone, en un contexto de votos marcados por amplios recortes en los futuros presupuestos de la Unión Europea, el incremento de la dotación del programa Erasmus en un 56% para el próximo periodo 2014-2020.
"Aprobando esta partida, la Unión Europea deja de nuevo en un estrepitoso ridículo al Ministro Wert, y muestra como la Comisión Europea y el Parlamento, incluidos eurodiputados de su mismo partido, instituciones caracterizadas por su defensa de los recortes, rechazan su política educativa y sus falsas declaraciones" afirmó el eurodiputado de Izquierda Unida.

"Tras su abortado ataque a los estudiantes beneficiarios de las becas Erasmus en España, el Ministro es una de los figuras más reprobadas en Europa, ya que hasta los representantes de ésta Unión Europea conservadora y neoliberal reconocen la importancia de este programa y hacen lo contrario de lo que pretende el Ministro, fomentarlo y ampliarlo", continuó Meyer.

Sin embargo, aun apoyando el incremento de fondos aprobados, Izquierda unida denuncia una serie de propuestas que copian el modelo de Becas-Préstamo implantado en los EEUU para los estudios de posgrado y que se basa en el endeudamiento de los estudiantes convirtiendo el derecho a la educación superior en un nuevo mercado para los bancos.

"Con la creación de un marco institucional europeo para este tipo de préstamos se abre una nueva vía de negocio para los bancos que podrán ahora exprimir a los estudiantes más pobres en su aspiración a una educación superior y que tiene nefastas consecuencias al dejar a los estudiantes atrapados entre el desempleo y las deudas financieras por haber estudiado", señaló Meyer al respecto.

El sector financiero de EE.UU ha sabido sacar partida de sus estudiantes generando en este sector una demanda que ya en 2011 suponía más de un billón de dólares de deuda con la consecuente generación de intereses para el sector.