Ezker Anitza-IU valora el Pacto PNV-PSE como “insuficiente” para combatir la grave crisis económica y social que padece la ciudadanía vasca

La Presidencia de Ezker Anitza-IU, reunida en el día de ayer, valoró el pacto suscrito entre las formaciones políticas del PNV y PSE como de “insuficiente” para dar respuesta a las grandes y urgentes necesidades que tiene la ciudadanía vasca que requiere de medidas de choque y de fondo, como son el aumento de los ingresos  públicos a través de igualar los gravámenes de las rentas del capital  y del trabajo y de perseguir con determinación el fraude fiscal y la economía sumergida.

Recaudar 1.500 millones de Euros en tres ejercicios “sólo servirá para maquillar ligeramente algunos datos económicos y sociales”, pero no para resolver problemas estructurales de nuestra economía y los déficits de nuestros servicios sociales, que son causados por una distribución injusta de la riqueza que beneficia a las grandes fortunas, sector financiero y a los  beneficios empresariales.

Así lo ha manifestado Isabel Salud, Coordinadora de Ezker Anitza-IU, en declaraciones realizadas esta mañana, en las que ha apuntado que la reforma fiscal del Pacto “sigue beneficiando a empresas y rentas del capital” a pesar de que sus modificaciones, similares a las realizadas en su día en Gipuzkoa, avanzan muy tímidamente hacia una mayor progresividad en los impuestos. Así, ha criticado que no se contemple ningún tipo de impuesto sobre las grandes fortunas o que el impuesto de sociedades con un tipo general del 28% y 24% para las pymes, se verá reducido al 6% para las cooperativas y el 9% para las pequeñas empresas,  una vez aplicadas las múltiples bonificaciones existentes.

Salud ha criticado “la falta de concreción de muchas de las propuestas contenidas en el Pacto”.    Lo acordado en torno a los planes de empleo y de reactivación económica, la reforma de la arquitectura institucional,  la modificación de la LTH, el sostenimiento de los servicios públicos o la lucha contra el fraude,  hacen muy difícil su valoración y suenan a propuestas bienintencionadas que se quedarán en el papel.

La Coordinadora de Ezker Anitza-IU ha tachado de “hipocresía” que el PNV y el PSE, “formaciones políticas que han apoyado la actual construcción europea neoliberal y han seguido los dictados de los poderosos sin rechistar”, tanto en España como en Euskadi, ahora nos digan que la crisis es consecuencia de la falta de control de los Gobiernos al poder económico.

Por último, Salud ha señalado que este parece ser un Pacto para “salvar a las dos fuerzas políticas firmantes”, al PNV para dar estabilidad  al Gobierno Vasco y al PSE rescatando viejos proyectos que no pudo terminar en su legislatura, pero no va a servir para salvar a quién está hoy más necesitado: los hombres y mujeres vascas que sufren el azote de la crisis: el paro, los desahucios, el hambre, la falta de sanidad, de educación y un largo etcétera.