Ezker Anitza-IU califica de retroceso democrático la recentralización del gobierno Rajoy pactado con el PSOE

Mikel Arana, candidato a Lehendakari y coordinador de Ezker Anitza-IU ha calificado de retroceso democrático el proceso de recentralización que justificado en el déficit está llevando a cabo el Gobierno de Rajoy.  “Un proceso entorno al cual, el PSE ha cerrado filas,  sin ninguna concesión a la voluntad popular, como puso de manifiesto Felipe González este fin de semana en Barakaldo”. Frente a este planteamiento, Arana ha vuelto a insistir en la necesidad de una segunda transción donde la libre determinación de los pueblos sea el eje del estado federal que Ezker Anitza-IU propone como modelo territorial, “alterando la Constitución Española si fuera necesario”.

            El candidato de  Ezker Anitza-IU se ha referido al gran pacto de estado donde el PSOE y el PP, pero también PNV y CIU tienen cerrado un acuerdo para aplicar medidas de retroceso en nuestros pueblos, por eso, ha insistido, el voto a Ezker Anitza-IU es el voto del respeto a los pueblos y a los trabajadores”.   Arana ha planteado el respeto a la voluntad de los pueblos como base de negociación para articular el grado de competencias de cada nacionalidad, a partir de unas prestaciones básicas que deben de ser garantizadas a toda la ciudadanía desde la solidaridad. Interterritorial. “Por ello, llevaremos la próxima legislatura, una propuesta al parlamento vasco para solicitar un referéndum, para que sea el pueblo, cada pueblo quien pueda decidir sin tener que someterse a ese gran pacto de estado antidemocrático”  ha adelantado Arana..

            Mikel Arana ha estado acompañado de Marga Sanz, diputada de IU en las Corts Valencianes, que se ha referido también a este retroceso democrático del PP como un proceso que está llevando al país a la quiebra financiera. En relación al País Valenciá, la parlamentaria ha pedido la dimisión del Presidente Fabra porque su “hoja de ruta oculta de recortes sociales y democráticos debilita la democracia”. Y se ha referido a la reducción de diputados planteada por el PP como una vuelta al bipartidismo dejando fuera a parte de la ciudadanía, “nos parece bien recortar gastos políticos innecesarios como los asesores de los políticos con los que el PP gana mucho dinero,  pero no excluir los derechos de representación de la ciudadanía”.